El excandidato presidencial Manuel Rosales será juzgado en prisión

Seis meses después de regresar del exilio un tribunal decide que el venezonlano enfrente cargos por supuesto enriquecimiento ilícito

El excandidato presidencial Manuel Rosales. AP

La idea que resume el progresivo descabezamiento de la oposición venezolana la escribió Freddy Guevara, número cuatro de Voluntad Popular y diputado a la Asamblea Nacional en su cuenta de Twitter. “Dicen que no hay persecución, pero todos los aspirantes opositores a la presidencia están presos, han estado presos o han sido perseguidos”. Con este trino el parlamentario de la formación del encarcelado líder venezolano Leopoldo López rechazó la decisión tomada por un tribunal venezolano contra el exgobernador del estado Zulia (2000-2008) y excandidato presidencial (2006) Manuel Rosales en la audiencia preliminar.

El dirigente será enjuiciado en prisión por supuesto enriquecimiento ilícito durante el ejercicio de su función pública entre 2002 y 2004, de acuerdo con las conclusiones de un informe elaborado por la Contraloría General de la República. La Ley contra la Corrupción establece penas de entre tres y diez años al funcionario público que no pueda justificar el incremento de su patrimonio.

En la víspera los diputados de su formación, Un Nuevo Tiempo, no esperaban un resultado favorable a su líder. Rosales huyó del país en abril de 2009, cuatro meses después de que el Ministerio Público lo imputara y fuese inminente su encarcelamiento, y pasó seis años viviendo entre Perú y Panamá. En todo ese tiempo su popularidad se vino a pique con la emergencia de nuevos actores políticos.

En aquella decisión de huir mucho tuvo que ver la posición que asumió el entonces presidente Hugo Chávez. En un acto de noviembre de 2008 dijo “que estaba decidido a meter preso a Rosales”. En la decisión de regresar, concretada el pasado octubre, también privó un arriesgado cálculo político. Aunque no lo ha confesado, el gobernador desea terciar en el grupo de aspirantes que desea suceder a Maduro como presidente de Venezuela. Su partido admitió, sí, que su vuelta al país debía ser vista como un aporte para consolidar la victoria que en definitiva obtuvo la oposición en los comicios parlamentarios del pasado 6 de diciembre.

De momento Rosales ha pasado a formar parte del grupo de primeras figuras opositoras puestos tras las rejas en diecisiete años de gobierno. Preso han estado el gobernador del estado de Miranda y dos veces aspirante presidencial Henrique Capriles Radonski y detenidos están, además de López y Rosales, el alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma. La Asamblea Nacional está tratando de impulsar una amnistía para ellos y otros dirigentes detenidos, pero ha encontrado una oposición férrea del Ejecutivo.