Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

México y la esposa del Chapo rechazan el testimonio de su supuesta hija

Rosa Isela Guzmán asegura ser hija del capo y que éste sobornó a funcionarios mexicanos. Emma Coronel dice que ni él mismo la conoce y el Gobierno niega un pacto con el crimen

El Chapo Guzmán, tras su última captura. AFP

Emma Coronel, esposa de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, y el Gobierno de México se han pronunciado sobre las declaraciones de Rosa Isela Guzmán, ciudadana residente en Estados Unidos que afirma ser hija del narcotraficante y haber sido visitada por él dos veces en 2015, mientras estuvo prófugo. La esposa del Chapo asegura que nadie en su familia -ni él mismo- la conocen y negó que haya ingresado a territorio estadounidense. Por su parte, el Gobierno de México negó que haya brindado protección al capo a cambio de dinero, como afirmó Rosa Guzmán en una entrevista con The Guardian.

Guzmán Ortiz dijo al diario británico que El Chapo es su padre, que la visitó dos veces a finales del año pasado para conocer la casa que le compró en California, y que el Gobierno mexicano lo traicionó al recapturarlo, pues él entregó dinero a "varios políticos mexicanos" a cambio de ayudarlo a huir del penal del Altiplano y a cruzar la frontera de Estados Unidos.

Ante esto, Emma Coronel envió una carta a dos diarios mexicanos a través del equipo de abogados que lleva la defensa del narcotraficante, en la que asegura que las declaraciones de Rosa Isela no tienen sustento y que ningún miembro de su familia la identifica, ni el mismo Joaquín, "por lo que se deslindan por completo de las declaraciones de esta mujer y del parentesco que afirma tener con Joaquín y la familia Guzmán Loera", dijo en la misiva enviada a Milenio y Reforma.

La esposa del Chapo relató que Rosa Isela Guzmán lo buscó mientras estuvo preso en el pasado -sin especificar la fecha- argumentando que su madre le dijo que el traficante era su padre. Según Coronel, Joaquín Guzmán le respondió "por cortesía" pero no pudo recordar quién es la madre de Rosa Isela, presuntamente de nombre María Luisa. "Por lo que si verdaderamente existiera un acta de nacimiento donde Joaquín la reconoce como hija, se investigara y se hará lo necesario, incluso se le pedirá una prueba de ADN", puntualiza en su carta. En respuesta, Rosa Isela dijo a The Guardian este lunes que estaría dispuesta a practicarse la prueba científica.

La Fiscalía la buscará

Por su parte, el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, ofreció la primera reacción oficial a las declaraciones de Rosa Guzmán. En conferencia, Sales Heredia calificó todo el asunto como una "estrategia mediática" del Chapo y de su defensa. Aseguró que los dichos de su supuesta hija "carecen de soporte probatorio" y que su única intención es desacreditar a las instituciones. Más tarde la Fiscalía general anunció que investigará cualquier indicio de relación del Gobierno con organizaciones criminales y, para ello, buscará a la misma Rosa Isela Guzmán a efecto de que sustente sus declaraciones, dijo el titular de la subprocuraduría en Delincuencia Organizada de la Fiscalía, Gustavo Salas.

Sobre la presunta voluntad del Chapo de ser extraditado a Estados Unidos, el director de Procedimientos Internacionales de la Fiscalía, José Merino, informó que dicha institución no tiene ninguna solicitud a ese respecto; que los dos procesos de extradición en curso continúan y están en la etapa de desahogo de pruebas.

Más información