Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Ejército mexicano investiga a soldados por el asesinato de un mecánico en Veracruz

Víctor García desapareció el lunes pasado en Veracruz. El jueves apareció muerto. Un testigo vio cómo unos soldados se lo llevaban

El Ejército mexicano ha informado de que investiga la participación de soldados en la desaparición y la muerte de un joven en Veracruz la semana pasada. La procuraduría militar "inició la averiguación previa correspondiente para determinar la probable existencia de la comisión de delitos en contra de la disciplina militar", dice el comunicado emitido por la Secertaría de la Defensa Nacional. Según reportan medios locales, el Ejército retiene a 20 soldados en la sede de La Boticaria, en el Puerto de Veracruz, sobre el golfo mexicano.

El viernes pasado, EL PAÍS contaba la historia de Víctor García, mecánico de 30 años desaparecido desde el lunes anterior. Un testigo había declarado el jueves a la fiscalía que el lunes había visto a Víctor a eso de las 13.30. Fue en una carretera que le llaman La Condusa, cerca del ducto de Pemex que funciona en la zona. El testigo dijo que manejaba su carro cuando el de Victor, una camioneta, parada a un costado de la vía. El mecánico estaba echado en tierra, boca abajo, sometido. Dos soldados, dijo, lo custodiaban. Él no paró. Dijo que por miedo.

Nadie supo nada del desaparecido hasta el jueves por la noche. Entonces la fiscalía estatal avisó a la esposa y al hermano del joven de que habían encontrado un cuerpo cerca de allí. Por sus características, dijeron los agentes estatales, podría ser Victor. Esa misma noche sus familiares confirmaron la identidad del mecánico, cuyo cadáver estaba ya medio descompuesto.

El mismo jueves por la noche, varios elementos del Ejército acudieron a la sede de la fiscalía en Tierra Blanca a declarar sobre lo ocurrido. Uno de los soldados, que prefirió no identificarse, dijo a EL PAÍS que habían acudido a la fiscalía a dar parte de las protestas de los vecinos y familiares de Victor ante su destacamento, ubicado en la colonia Primero de Mayo de la localidad.

Los soldados retenidos pertenecen al 80 Batallón de Infantería del Ejército, con sede en Panotla, Tlaxcala. Elementos de ese batallón cuidan de que bandas de delincuentes no roben combustible del ducto de Pemex.

Más información