Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Merkel critica el cierre unilateral de la ruta de los Balcanes a los refugiados

La canciller advierte que Grecia "no podrá soportar" la llegada de refugiados mucho más tiempo

Angela Merkel hoy en un acto de campaña. Getty Images

La canciller Angela Merkel tuvo éxito, el lunes pasado en Bruselas, y logró eliminar del borrador de una declación conjunta un párrafo donde se mencionaba que la ruta de los Balcanes, el corredor que utilizan los refugiados para llegar al corazón de la Europa comunitaria, quedaba clausurado. Pero la realidad que impera en Europa mostró una cara diferente y, desde el miércoles pasado, la famosa ruta quedó bloqueada a causa de la decisión de Macedonia, Serbia, Croacia, Eslovenia y Austria de cerrar sus fronteras al flujo de los refugiados.

Esta realidad fue duramente criticada este jueves por la canciller alemana, quien consideró que la decisión de cerrar la ruta de los Balcanes, en lugar de solucionar el problema de los refugiados, no hacía más que agravarlo. “El problema no se resuelve tomando una decisión unilateral”, dijo Merkel en una entrevista concedida a la radio pública germana MDR que fue difundida este jueves. “Si no logramos alcanzar un acuerdo con Turquía, Grecia no podrá soportar el peso [migratorio] por mucho tiempo”, añadió, al referirse a las consecuencias indirectas del cierre de la ruta y que ha provocado un drama humano en la localidad griega de Idomeni, fronteriza con Macedonia.

La decisión unilateral de los seis países de cerrar sus fronteras al flujo de refugiados, además de provocar un drama humano en Idomeni, ha envenenado peligrosamente las relaciones entre Berlín y Viena, antaño, dos capitales que habían unido esfuerzos para permitir que los refugiados lograran llegar a Alemania. Pero Austria cambió radicalmente su posición a comienzos del año, cuando anunció que pondría un tope diario al ingreso de refugiados a su pais (80 personas) y a las personas que desearan seguir viaje a Alemania.

Desde entonces, el canciller austriaco, Werner Feymann, se ha convertido en el rival más poderoso de Merkel en el seno de la UE y en un firme partidario de limitar el flujo de refugiados. Esta posición fue resaltada este jueves por la ministro del Interior austríaca, Johanna Mikl-Leitner, quien señaló que el flujo incontrolado de personas a través de esa ruta había llegado a su fin. “Mi posición es clara: la ruta de los Balcanes permanecerá cerrada por tiempo indefinido”, añadió.

El cierre de la ruta de los Balcanes también fue saludado como una medida correcta por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien eligió la red social de Twitter para mostrar su satisfacción por la medida. “Se ha terminado la oleada migratoria irregular por la ruta de los Balcanes. No ha sido una cuestión de acciones unilaterales, sino de una decisión común de los 28”, escribió.

En cambio, el primer ministro griego, Alexis Tsipras no ocultó su malestar por el mensaje de Tusk y utilizó el mismo canal para señalar que Europa no tenía futuro, si los socios comunitarios seguían aplaudiendo el cierre de la ruta de los Balcanes.

Más información