Selecciona Edición
Iniciar sesión

Una tormenta deja sin clases a más de un millón de alumnos en el DF

Las bajas temperaturas y los fuertes vientos que se registran desde el miércoles obligaron a la suspensión de actividades

Varios árboles han caído en el DF a consecuencia del mal tiempo. EFE

En México, las clases se suspenden cuando cae una nevada o helada en el norte del país, cuando una inundación impide el tránsito, cuando un fuerte sismo vulnera los centros escolares o en los días feriados. Este jueves, el ministerio de Educación ordenó que los 1.842.000 alumnos de educación básica  no vayan a la escuela en la Ciudad de México por el viento y la temperatura baja; al menos siete Estados se sumaron a esta medida. A unos días de que termine el invierno, el país está padeciendo un inusual golpe climático que ha dejado nevadas en las zonas montañosas e importantes afectaciones en las ciudades por los fuertes vientos.

Casi a la medianoche del miércoles, el ministro Aurelio Nuño publicó en su cuenta de Twitter que el jueves se suspenderían las clases en la Ciudad de México a nivel preescolar, primaria y secundaria en colegios públicos y privados, e instó a las universidades públicas que no dependen del ministerio a tomar la misma medida.

Sin embargo, tanto la UNAM como el Instituto Politécnico Nacional (la segunda universidad pública más importante) confirmaron que mantendrían sus actividades normales, también a través de Twitter.

El ministro agregó que la medida aplica también para los bachilleratos industriales y agropecuarios que dependen del ministerio. Las advertencias continuaron durante toda la mañana del jueves, a través de redes sociales. Las bajas temperaturas y el extraordinario viento que ya ha derribado más de 200 árboles en la capital y varios anuncios espectaculares en el Estado de México, son producto de los frentes fríos 45 y 46, así como de la undécima tormenta invernal que afecta al país.

Uno de los inmuebles afectados por los fuertes vientos -que corren a 40 kilómetros por hora con rachas de hasta 60- es, precisamente, un edificio del ministerio de Educación, ubicado en la Unidad Nonoalco Tlatelolco, en el centro de la capital. Algunas láminas del inmueble ubicado en la avenida de los Insurgentes norte se desprendieron sin causar daños a personas, sólo a dos vehículos que estaban en el estacionamiento. Las actividades laborales continúan normalmente, aunque en muchas oficinas de la ciudad hubo cortes de luz o del servicio de Internet.

La ciudad de León, en el Estado de Guanajuato, este jueves se registró una nevada. La localidad suele registrar vientos fuertes en invierno pero no es cotidiana la caída de nieve. Por ello es que Guanajuato suspendió también las clases, junto con los Estados de México (donde el miércoles cayó un poste publicitario que aplastó dos vehículos), Puebla (en cuya frontera con el Edomex se ubican los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl), Zacatecas, Durango (ambos con frecuentes nevadas en invierno), Querétaro y Oaxaca.Las universidades privadas también continúan sus labores de forma regular, excepto por el Tecnológico de Monterrey, que el miércoles desalojó su campus de la zona de Santa Fe, poniente de la capital, para evitar riesgos.

El pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional para el viernes es que la tormenta invernal siga afectando al norte del país al menos por la mañana, mientras que el frente frío 45 se ubicará en el Golfo de México. Incluso se espera que los fuertes vientos continúen durante el fin de semana en la zona norte. Sin embargo, el ministro Nuño ya anunció que las clases serán reanudadas. 

Más información