Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Consejo de Europa critica las reformas en Polonia

Impedir el buen funcionamiento del Constitucional "pone en riesgo la democracia", dice

Manifestación contra el Ejecutivo de Szydlo y la reforma constitucional en Varsovia el 10 de marzo. AP

La Comisión de Venecia (uno de los órganos consultivos del Consejo de Europa) alertó ayer de los “riesgos” que supone para la democracia polaca la reforma del Tribunal Constitucional llevada a cabo por el Gobierno de la primera ministra ultraconservadora, Beata Szydlo. La norma, que entre otras cosas aumenta a dos tercios el respaldo necesario para los fallos judiciales —tras nombrar el Ejecutivo cinco nuevos magistrados (de 15)—, fue aprobada a finales de 2015 en medio de duras críticas de la oposición y de la Unión Europea. El propio Constitucional anuló esta semana varios aspectos de la reforma que afectan a su composición y funcionamiento. El Gobierno polaco calificó el dictamen de “controvertido”.

En un informe de 23 páginas realizado como respuesta a una consulta del Ejecutivo polaco el pasado diciembre, los expertos del Consejo de Europa afirman que la eficacia del Constitucional polaco se ha debilitado. Impedir el buen funcionamiento del Constitucional, afirman, “no sólo pone en peligro al Estado de derecho, también la democracia y los derechos humanos”.

Actos inconstitucionales

Los seis expertos instan al Parlamento polaco a hallar una solución al conflicto “sobre la base del Estado de derecho y el respeto a las sentencias del Tribunal Constitucional”, y señalan que tanto las mayorías pasadas como las presentes han “realizado acciones inconstitucionales”.

El viceministro de Exteriores polaco, Konrad Szymanski, que asistió ayer a la reunión de la comisión que realizó el informe, calificó de “controvertida” la opinión de ese órgano consultivo y reconoció que es “desfavorable”, informa Efe.

Szymanski, que aseguró que se tendrá en cuenta el informe de la Comisión de Venecia, puntualizó que los argumentos presentados por el Gobierno polaco han logrado “suavizar” los planteamientos iniciales de los expertos europeos. El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, señaló que la opinión de este organismo otorga “una base para entablar un diálogo con Polonia”, algo que, recalcó, perseguirá durante su visita a Varsovia a principios de abril.

El dictamen de la Comisión de Venecia fue recibido con satisfacción por la oposición polaca, que ha convocado movilizaciones en distintos puntos del país para este fin de semana.