Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Mueren dos niños en un ataque aéreo israelí contra Gaza

El bombardeo se produjo en respuesta al lanzamiento de cohetes contra Israel

Entierro del niño Yasin abu Jusa este sábado en Gaza. MOHAMMED SALEM (REUTERS) | Vídeo: Reuters-Quality

Dos hermanos palestinos de seis y diez años han muerto a consecuencia de un ataque aéreo israelí con misiles contra Gaza esta madrugada de sábado. El bombardeo se produjo en respuesta al lanzamiento de cuatro cohetes desde la Franja que impactaron en zonas deshabitadas del vecino sur de Israel en la noche del viernes sin causar víctimas. Se trata de una medida de represalia habitual, aunque desde el pasado mes de octubre no se habían registrado víctimas mortales.

El pequeño Yasin abu Jusa se encontraba junto con su familia en su casa de Beit Lahiya, al norte del enclave costero palestino, cercana de un campo de entrenamiento militar de Hamás, el movimiento militar que controla la Franja de Gaza desde 2007 y a quien Israel responsabiliza de los disparos de cohetes. Horas después, la niña también fallecía, según ha anunciado la agencia de noticias palestina Maan en su cuenta de Twitter.

Un portavoz del Ejército israelí aseguró que la Fuerza Aérea había lanzado cuatro ataques contra otros tantos centros militares de Hamás. En lo que va de año han caído sobre el sur de Israel siete proyectiles disparados desde la franja de Gaza. Después de la guerra de 50 días del verano de 2014 —en la que perdieron la vida 2.100 palestinos, en su mayoría civiles, y 73 israelíes, de los que 67 eran soldados—, los lanzamientos de cohetes se han sucedido de forma esporádica.

Este último ataque se produce en plena ola de violencia, la mayor desde la Segunda Intifada palestina (2000-2005), que se ha cobrado la vida de 30 israelíes —en ataques con cuchillos, armas de fuego o al ser deliberadamente embestidos por vehículos—, tres extranjeros y 190 palestinos —dos terceras partes considerados atacantes y abatidos por las fuerzas de seguridad, y el resto muertos en enfrentamientos con militares o, como el caso de este sábado, en ataques directos israelíes—.