Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Turquía apunta a una suicida kurda como autora de la matanza de Ankara

El Ejército turco bombardea objetivos kurdos en el norte de Irak tras el atentado

Parientes de las víctimas esperan este lunes en la morgue, en Ankara. UMIT BEKTAS REUTERS

Las primeras pistas recogidas por la policía turca apuntan al separatismo kurdo como autor del atentado que el domingo se cobró la vida de 37 personas en el centro de Ankara y que es ya uno de los más graves de la historia de Turquía. Una fuente de seguridad turca citada por la agencia France Presse asegura que el atentado fue perpetrado por una mujer suicida vinculada a organizaciones armadas kurdas. El diario Sözcü, que también cita fuentes policiales que identifican “de forma casi segura” a la autora como Seher Çagla Demir, detalla que es una estudiante de la Universidad de Balikesir que estaba en libertad condicional mientras estaba siendo juzgada bajo la acusación de “propaganda terrorista” y de pertenecer al grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Cuatro personas han sido detenidas en la ciudad meridional de Sanliurfa, de donde supuestamente procedía el coche utilizado en el atentado, según información de la agencia Anadolu citada por Efe. Los arrestados, propietarios de una galería comercial, han sido trasladados a Ankara bajo la acusación de haber vendido el vehículo a los terroristas que perpetraron el ataque.

El Ejército turco ha retomado este lunes los bombardeos sobre posiciones de grupos kurdos en el norte de Irak tras el ataque terrorista, según un  comunicado del Estado Mayor turco. Once aviones de combate han atacado 18 objetivos rebeldes kurdos, entre otros, varios depósitos de municiones y refugios, que han sido destruidos. En esa zona, según las autoridades turcas, están atrincherados un buen número de rebeldes del PKK.

Las autoridades turcas sospechan que la suicida no actuó sola. El ministro de Sanidad turco, Mehmet Muezzinoglu, explicó en la noche del domingo que “de entre los muertos, al menos uno, aunque probablemente dos, se cree que son las personas que iban en el automóvil utilizado en el acto terrorista”. La web del diario Hürriyet asegura que los agentes a cargo de la investigación trabajan con la hipótesis de que el coche bomba con el que se suicidaron los autores iba ocupado por “un hombre y una mujer”.

El vehículo utilizado en el ataque era un BMW blanco con matrícula de Estambul que había sido robado y que llegó a la capital turca procedente de la provincia sudoriental de Urfa. De hecho, la policía había dado la voz de alarma sobre una veintena de coches robados de los que sospecha que podrían ser utilizados para atentados de este tipo por el PKK u organizaciones de su entorno.

La agencia de noticias oficial AA llama la atención sobre el hecho de que el atentado se produjo sólo un día después de que el PKK y nueve organizaciones armadas de extrema izquierda anunciasen una coalición llamada Movimiento Revolucionario Unido de los Pueblos para actuar conjuntamente contra el Gobierno islamista de Turquía.

Sin embargo, Hürriyet explica que las similitudes en el modus operandi con el atentado del mes pasado contra unos autobuses de transporte de funcionarios y personal militar hacen sospechar de los Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK), un grupo que se presenta como escisión del PKK, pero del que se sospecha que sigue bajo el mando de la guerrilla kurda y que es utilizado para los atentados que más reacciones en contra pueden causar, al modo en que Septiembre Negro era usado por la OLP. De hecho, TAK había amenazado con ataques contra “ciudades del oeste de Turquía” y “objetivos turísticos” en represalia por las operaciones militares en el sudeste kurdo del país, que han provocado la muerte de cientos de personas y que más de 350.000 hayan tenido que huir de sus hogares.