Venezuela encuentra restos de los mineros desaparecidos

Las autoridades han informado de que hay en total 21 personas desaparecidas y que se conoce la identidad de 18

La Fiscal General de la República de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, anunció este lunes el hallazgo de algunos restos de los mineros desaparecidos hace 11 días en Tumeremo, en el Estado de Bolívar. Los cuerpos fueron encontrados en la mina Nuevo Callao. Hasta ahora no se han identificado los nombres de las personas asesinadas, pero se presume que fueron transportadas hasta ese sitio después de ser ejecutadas el viernes 4 de marzo en el camino que conduce a la mina Atenas.

Después de su anuncio en Twitter, Ortega Díaz precisó en un programa de televisión que habían hallado cuatro cadáveres, que hay en total 21 personas desaparecidas y que se conoce la identidad de 18. Los familiares de los desaparecidos, que mantuvieron cerrada la carretera nacional que comunica a Tumeremo con Caracas y el norte de Brasil, aseguran que son 17 las personas residentes en la población que no regresaron a sus casas ese viernes. Que se hayan identificado más víctimas de las que contabilizaron los familiares hace suponer a los investigadores que en Tumeremo ocurrió un asesinato masivo.

El Ministerio Público ha anunciado también la captura de Rosa Gil, una mujer a la que identifican como administradora de Jamilton Andrés Ulloa Suárez, conocido en la zona como El Topo, y será presentada en las próximas horas ante un tribunal de control. Contra Ulloa Sánchez, de nacionalidad ecuatoriana, se ha emitido una orden de captura como supuesto autor de la muerte de los mineros.

Se cree que Ulloa Sánchez acribilló a miembros de una banda rival, residente en el barrio La Caratica, pero en el lance también ejecutó a hombres y mujeres que nada tenían que ver con el motivo de su venganza. Con este hallazgo, la fiscalía termina por confirmar lo que los investigadores temían a medida que iban recogiendo evidencias en el camino de los yacimientos. En un primer momento, el gobernador del Estado de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, negó las muertes y sugirió que la oposición venezolana pretendía sacar réditos políticos en la zona.

La zona minera de Venezuela ha sido durante varios años un sitio que no se encuentra entre las prioridades nacionales. Pero con la caída de los precios del petróleo el presidente, Nicolás Maduro, ha ordenado certificar la riqueza del subsuelo como el paso previo para explotar las minas. La minería ilegal es el modo de vida no solo de los residentes de Tumeremo, sino de otros venezolanos que llegan hasta ese remoto lugar con la esperanza de obtener una rápida recompensa económica.

 

Más información