Lula da Silva: expresidente imputado y ministro

Los cinco momentos más importantes en la carrera del político acusado en el 'caso Petrobras'

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y el expresidente Lula da Silva.

Más de cinco años después de haber dejado el cargo de presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva vuelve a las máximas instancias políticas de su país, aceptando ser el nuevo ministro de la Casa Civil de Dilma Rousseff, un cargo equivalente al de primer ministro en un sistema presidencial. La noticia de su regreso a la política activa, anunciado este miércoles, acompaña a otra que le persigue desde con creciente intensidad en las últimas semanas: la acusación que vincula al carismático líder a la trama corrupta del Caso Petrobras. A continuación, cinco momentos entre los más trascendentales de la trayectoria pública del expresidente brasileño: 

Lula vuelve al Gobierno de Brasil como ministro para obtener inmunidad en el caso Petrobras

Lula da Silva será el nuevo ministro de la Casa Civil de Dilma Rousseff. Con su nuevo estatus de ministro, Lula, acusado por la policía de estar involucrado en el Caso Petrobras, gana un grado de aforamiento

Lula da Silva, acusado por la policía de estar involucrado en el 'caso Petrobras'

El expresidente fue interrogado sobre su presunta participación en una trama corrupta que desangró durante años la petrolera estatal Petrobras

Protesta contra el Gobierno de Brasil

Las imágenes de las protestas más multitudinarias de la democracia brasileña que han puesto contra las cuerdas a Dilma Roussef

Lula se despide

Tras dos mandatos, Lula da Silva se despidió del poder en 2010. La gestión de Lula más próxima a su despedida estuvo marcada por el intento de redefinir la posición internacional de Brasil acomodándola a su nueva y pujante realidad interna

La toma de posesión de Lula

Lula da Silva juró su cargo como presidente el 1 de enero de 2003, en el Parlamento Nacional en Brasilia. Era su primer mandato y fue recibido por una muchedumbre arrolladora.