Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El primer trimestre es el de más riesgo para embarazadas con zika

Hasta un 1% de las mujeres que se contagian en ese lapso tienen hijos con malformaciones

Fumigación el martes en La Habana para impedir la propagación de las enfermedades transmitidas por el mosquito aedes, como el zika. AP

El momento más peligroso para que una mujer embarazada se infecte por el virus del zika es el primer trimestre de la gestación, según un estudio que ha publicado la revista médica británica The Lancet. El trabajo, hecho a partir de datos del brote en la Polinesia Francesa entre 2013 y 2015, concluye que en ese primer periodo el riesgo de malformaciones fetales es de casi el 1% (el 0,95% exactamente). Los resultados se obtuvieron tras aplicar un modelo matemático al cruce de datos entre casos de microcefalia, población total, incidencia de la infección y embarazos.

El estudio, cuyo primer firmante es Simon Cauchemez, del Instituto Pasteur de París, incluye otras posibilidades. Si la infección se adquiere en los dos primeros trimestres de embarazo, el riesgo baja al 0,5%; si se consideran los tres primeros, la probabilidad baja al 0,42%, que puede considerarse, por tanto, la tasa general.

Los autores defienden el peligro del primer trimestre por varios motivos. El primero, que se sabe cuándo se infectaron las mujeres de los ocho fetos o bebés que tuvieron microcefalia. El segundo, que ya se sabe que ese periodo es el más peligroso en otras infecciones, como la rubeola o el citomegalovirus (un patógeno que actúa en personas con bajas defensas y que causa graves problemas a los bebés).

El estudio señala que el daño potencial de estas dos infecciones es superior (hay problemas en el 13% de los embarazos con citomegalovirus y en más del 30% de los que coinciden con una infección por rubeola). La diferencia es que el número total de mujeres expuestas a estos agentes infecciosos es muy baja, mientras que en la crisis del zika en la Polinesia Francesa se calcula que más de la mitad de la población –y, por tanto, de las embarazadas– se infectó con el virus.

El documento tiene una limitación importante, que es el pequeño número de casos que hubo, pero el ajuste matemático es consistente. Tampoco describe cuál es la causa. Actualmente, dos países, Brasil y Colombia, han informado de un aumento de casos de microcefalia asociados a la presencia del zika.