Rousseff, a Lula: “Usa este papel solo si lo necesitas. Es el acta [de ministro]”

Los investigadores creen que la presidenta de Brasil ayudó a Lula a evitar la cárcel

El Gobierno atribuye la frase a un asunto burocrático

Extracto de la conversación entre Lula y Rousseff REUTERS-QUALITY

El juez Sérgio Moro, responsable por la operación anticorrupción Lava Jato, ha divulgado este miércoles una reveladora conversación telefónica entre la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el expresidente Lula da Silva, recién nombrado ministro de la Casa Civil. 

En la llamada, Rousseff avisa a Lula de que le envía en ese momento el documento que justifica su nombramiento como ministro, con el que, como consecuencia, queda aforado si el juez manda a la policía a prenderle. Con ese fuero, Lula, investigado por corrupción, solo puede ser juzgado por el Supremo Tribunal Federal, en vez de por el juez Moro, su enemigo declarado. 

La filtración de la llamada telefónica ha caído como una bomba en Brasil. Los investigadores creen que demuestra que la entrada de Lula en el Gobierno es una forma de protegerlo de los embates de la Justicia. Rousseff aseguró este miércoles que el nombramiento era una decisión exclusivamente política. Como respuesta, el miércoles por la noche, miles de personas se manifestaron enfrente del Palacio del Planalto, en Brasilia, y en la Avenida Paulista, centro neurálgico de São Paulo.

La charla entre los dos políticos del Partido de los Trabajadores (PT) tuvo lugar a las 13.30 del miércoles (hora local), informa Afonso Benites. Apenas 20 minutos después, el Palacio del Planalto (sede del Ejecutivo) anunció oficialmente el nombramiento de Lula como ministro de la Casa Civil (un puesto similar al de primer ministro).

Esta es la transcripción de la llamada entre Rousseff y Lula, divulgada por el programa Globonews:

Dilma Rousseff. Hola

Lula da Silva. Hola.

D. R. Lula, deja que te diga una cosa.

L. S. Dime, querida.

D. R. Lo siguiente. Estoy mandando a Bessias junto con el papel para que lo tengamos. Úsalo solo en caso de necesidad. Es el acta [de ministro], ¿vale?

L. S. Ah. Está bien, está bien.

D. R. Solo eso. Tú espera, que está yendo.

L. S. Está bien, yo estoy aquí, espero.

D. R. Vale?

L. S. Está bien.

D. R. Chao.

L. S. Chao, querida.

La Presidencia de la República ha respondido que envió el acta de ministro se debía porque Lula no había confirmado si podría estar en la ceremonia de la toma de posesión de nuevos cargos, programada para el jueves a las 10 de la mañana (hora local). Rousseff asegura que solo le envió el documento a Lula por si éste, finalmente, no acudía al acto.

La filtración de la llamada constituye una dura ofensiva de los investigadores de la Operación Lava Jato -y especialmente del juez Sergio Moro, erigido en símbolo de la lucha anticorrupción- contra el Gobierno. Es también una señal de que la guerra política en Brasil se recrudece. El abogado de Lula ha acusado a los investigadores de provocar una "convulsión social". Las revelaciones sacaron a la calle a movimientos de oposición y ciudadanos antiRousseff el miércoles. Estas concentraciones, que fueron creciendo durante toda la tarde y hasta la noche, se pruducen solo tres días después de las mayores protestas de la democracia, que apoyaron la investigación anticorrupción del juez Moro, pidieron la salida del poder de la presidenta Rousseff y la prisión del histórico expresidente, Lula da Silva.

Más información