Selecciona Edición
Iniciar sesión

El fin del ébola en Sierra Leona deja África Occidental sin presencia del virus

El organismo ha indicado que no hay casos confirmados en África occidental

Imagen de septiembre de 2014 que muestra el traslado de un enfermo de ébola en ambulancia en Kenema (Sierra Leona). AP

El último brote de ébola en Sierra Leona ha remitido, lo cual deja a África occidental sin casos confirmados del virus, según ha informado la Organización Mundial de la Salud, dependiente de la ONU, este jueves, que lo ha definido como un "hito" en la lucha contra esta enfermedad. "La OMS se une al Gobierno de Sierra Leona para anunciar el final del reciente episodio de ébola en el país", ha indicado en un comunicado.

La OMS hace el anuncio 42 días —dos ciclos de incubación del ébola— después de que el último paciente del virus en el país diera negativo por segunda vez. No obstante, el organismo es cauteloso y advierte de que es posible un repunte de casos en los tres países más afectados: Sierra Leona, Libera y Guinea. Ello se debe al potencial de los supervivientes de seguir transmitiendo el virus, por ejemplo, por vía sexual. Esta forma de contagio no se había documentado hasta este brote. Se ha visto que distintos líquidos del cuerpo (semen, humor vítreo del ojo) mantienen el virus durante más tiempo que esos 42 días que se toman como marco para considerar desaparecido el virus (hasta 90 en el caso del esperma).

"La OMS continúa centrando sus esfuerzos en Sierra Leona, Liberia y Guinea, ya que aún están en riesgo de brotes de ébola, debido a la persistencia del virus en algunos supervivientes. Deben permanecer en alerta y estar preparados para responder", sostiene el comunicado. 

Sierra Leona había sido declarada libre de ébola el pasado 7 de noviembre; Guinea, el 29 de diciembre, y Liberia el 14 de enero. Antes, el virus había matado a más de 11.300 personas en la región.

Los tres países han entrado en lo que la OMS cataloga como fase III de la epidemia: la vigilancia para detectar posibles nuevos brotes. En una reunión con representantes de los Gobiernos de la zona a primeros de marzo, se expresó la confianza en que los sistemas sanitarios de los países que han tenido casos de ébola han aprendido lo que deben hacer para detectar y parar esos posibles resurgimientos.

Más información