Keiko Fujimori sortea las denuncias por irregularidades

La favorita en las elecciones peruanas soporta otra manifestación en contra

Protestas en el centro de Lima contra Keiko Fujimori. AP

“No nos mandó Humala [el presidente peruano], nos mandó la historia, y llamándome terrorista no me quitarás el derecho a protestar”, escribió una joven en uno de los cientos de carteles preparados para la segunda marcha Keiko no va, la noche del martes, tres días después de la primera realizada por las calles de Lima contra Keiko Fujimori, favorita ante las elecciones presidenciales del 10 de abril. Se manifestaron más de 4.000 personas, con una mayor cantidad de pancartas y máscaras de políticos fujimoristas que en la anterior ocasión. Como entonces, se apostaron unos minutos frente al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), que evalúa cuatro petición de exclusión de Keiko Fujimori (Fuerza Popular), porque participó en un acto de campaña donde entregaron sobres con 90 dólares a jóvenes.

La modificación realizada en enero a la Ley de partidos políticos fija un tope de cinco dólares para la propaganda electoral que los postulantes entregan en campaña; sin embargo, en el concurso musical organizado por el colectivo de jóvenes fujimoristas Factor K, tres participantes recibieron sobres con casi 90 dólares.

Fujimori añadió que desde la promulgación de la ley sobre el tope de los artículos de propaganda electoral han sido cuidadosos

Por ley, durante un proceso electoral las organizaciones políticas tienen prohibido entregar, prometer u ofrecer “dinero, regalos, dádivas u otros obsequios de naturaleza económica, de manera directa o a través de terceros”. La sanción es una multa de 116.000 dólares y la exclusión de la candidatura.

Aunque el aspirante fujimorista a la primera vicepresidencia, José Chlimper, marcó distancia con la organización del concurso y el origen de los fondos para los premios, la prensa difundió una foto de Facebook de la reunión del secretario general de Fuerza Popular en El Callao con miembros de Factor K coordinando la visita de su líder a una de las rondas finales del concurso. Chlimper explica que en 2015 donaron dinero al colectivo juvenil.

Protesta pacífica

La imagen de uno de los ganadores mirando su sobre al lado de la candidata favorita de las encuestas se hizo viral en los últimos 15 días. Fujimori añadió que desde la promulgación, en enero, de la ley sobre el tope de los artículos de propaganda electoral han sido cuidadosos. El diario La República destacó que en el evento los candidatos estaban vestidos con las camisetas de los colores blanco y naranja de campaña y el número de postulación en el caso de los aspirantes al Congreso.

El Jurado Electoral Especial Centro Lima, perteneciente al órgano jurisdiccional de los comicios, rechazó el informe emitido el sábado por la Dirección de Fiscalización del JNE, que concluyó que no podía determinar si la candidata Fujimori había infringido la ley en dicho caso, y le ha pedido indagar sobre los organizadores del evento, en el que participaron además de Fujimori otros cuatro candidatos al Legislativo.

En la segunda marcha Keiko no va abundaban los letreros de “JNE corrupto”, “JNE vergüenza nacional”, “Si el JNE es corrupto, el pueblo hará justicia”, etc. Una de las organizadoras, la artista plástica Lici Ramírez, explicó que a diferencia de las movilizaciones de 2011 “ahora más jóvenes se suman de forma creativa a la protesta, se siente un ambiente de indignación muy fuerte, pero de resistencia pacífica”. Según Ramírez, esta vez “el papel de los colectivos de mujeres también se ha fortalecido”.

“En 2011 muchas veces nos ganó la indignación, y chocamos contra la policía. Ahora protestamos de otra manera”, añadió.

Acusaciones cruzadas y antivoto

Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, tiene un 34% de intención de voto de acuerdo a la más reciente encuesta de Ipsos-Perú. Tras la primera marcha deKeiko no va y una manifestación en su contra en Cusco, la candidata expresó que “detrás de todo esto hay una desesperación del Gobierno central y sus aliados”.

El congresista fujimorista Héctor Becerril declaró que los manifestantes antiKeiko eran “primos de terroristas”. En la segunda movilización, de este martes, decenas de manifestantes portaban máscaras de cartulina con el rostro del parlamentario.

Después del expresidente Alan García, que concentra el mayor antivoto según los sondeos (un 67% que nunca votaría por él), le sigue Fujimori con 44%.