Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Brotes de periodismo cubano

Dos medios liderados por jóvenes nacen sin esperarse a la anhelada apertura mediática

Abraham Jiménez Enoa y Elaine Díaz el lunes en La Habana.

Unos llaman "transición" a lo que está ocurriendo en Cuba; otros hablan de "apertura"; otros la califican cautamente de "proceso", una palabra que se ajusta mejor a la incerteza sobre el puerto al que pueda llegar la reforma interna del socialismo cubano. Pero a ras de suelo suceden cosas concretas que resultan más elocuentes que las categoría teóricas. Como, por ejemplo, la reciente aparición de dos medios digitales independientes hechos desde la isla por veinteañeros cubanos. El Estornudo y Periodismo de Barrio.

"La coyuntura es lo que nos ha hecho nacer", dice Abraham Jiménez Enoa, habanero de 27 años y director de El Estornudo. "Esa coyuntura que ha hecho que un presidente de Estados Unidos venga a Cuba por primera vez en 88 años es también el orificio por el que se han colado nuestro estornudo y otros emprendimientos".

En nuestro país hay dos maneras de afrontar el cambio: desde la teoría o haciendo cosas

Elaine Díaz, 30 años, fundadora de Periodismo de Barrio, lo formula como un triunfo de la necesidad sobre la divagación: “En nuestro país hay dos maneras de afrontar el cambio: desde la teoría o haciendo cosas. Y nosotros hemos decidido demostrar que en Cuba se debería tener una forma de gestión no estatal de medios que sea capaz de producir un periodismo serio, profundo, de investigación y cuyas lealtades sean con la ciudadanía y no necesariamente con el Gobierno”.

Pero la prioridad del Gobierno cubano son las reformas económicas. Pese a que tanto el presidente Raúl Castro como Miguel Díaz-Canel, su vicepresidente y supuesto delfín de cara a la sucesión en 2018, han afirmado que Cuba necesita que la prensa salga del adocenamiento oficialista, por ahora su interés no se ha concretado en nada. Con todo, se espera que en el VII Congreso del Partido Comunista (16-18 de abril) uno de los temas de debate sea este y que, antes de que Castro cumpla su segundo y último tramo en el poder, la Asamblea Nacional saque adelante al fin una Ley de Medios.

Urge una ley que dé autonomía a los medios

“Urge una ley que dé autonomía a los medios”, dice Rafael Hernández, director de la revista Temas, publicada por el Ministerio de Cultura. “El tema de la autonomía no es sólo una necesidad de los medios, sino que es fundamental para la transformación del funcionamiento de todo el sector estatal”.

Mientras la estructura rota sobre sus goznes, en el panorama informativo dentro de Cuba han ido surgiendo medios alternativos como OnCuba, propiedad de un empresario cubanoamericano, o 14ymedio, liderado por Yoani Sánchez, aunque este diario digital, por su fuerte perfil opositor, está vetado y no se puede acceder a él en la isla. A ellos se suma ahora la generación de la morosa pero progresiva apertura oficial de Internet.

Desde que nació en abril, Periodismo de Barrio ha publicado cinco números en su página web, gestionada por Elaine Díaz desde el parque con el wi-fi público más cercano a su casa. “Mi oficina es el primer banco que esté libre”, bromea la directora, que agarró impulso con la beca de formación que disfrutó en Harvard entre 2014 y 2015.

Lo que queremos es narrar Cuba sin ningún tipo de militancia

Su equipo son cinco redactores a tiempo completo y media docena de colaboradores, y su línea editorial tiene un corte muy definido: “Renunciamos a las columnas de opinión, tan abundantes en Cuba, para centrarnos en reportajes de investigación sobre comunidades vulnerables, como las que se ven afectadas por el cambio climático, y sobre nuevas formas de desarrollo local, construidas desde abajo, que puedan ayudar a resolver sus problemas a los municipios”.

El Estornudo salió el 14 de marzo pasado, Día de la Prensa en Cuba, una semana antes de la llegada de Barack Obama. “Lo que queremos es contar Cuba, narrarla sin ningún tipo de militancia, y si a un señor rojo o azul o verde no le gusta, eso creo que ya no será culpa nuestra”, dice Jiménez Enoa. Son ocho redactores y cuatro colaboradores, varios de ellos en el extranjero. Su Estornudo, concluye el periodista cubano, “es la reacción alérgica a un problema de nuestro organismo”.

Más información