Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Palacio Bosch, la lujosa mansión donde se hospedará Obama en Buenos Aires

Propiedad de la embajada estadounidense, es un símbolo del esplendor de Buenos Aires

El Palacio Bosch, propiedad de la embajada estadounidense en Buenos Aires

El Palacio Bosch, un símbolo arquitectónico del esplendor de Buenos Aires a principios del siglo XX, albergará a Barack Obama durante la visita oficial del presidente estadounidense a Buenos Aires, donde se espera su llegada poco después de esta medianoche.

De estilo clasicista francés del siglo XVIII, el favorito de las élites argentinas hace cien años, el palacio fue diseñado en 1912 por el arquitecto francés René Sergent para ser la residencia del político y diplomático argentino Ernesto Bosch (1868-1942), quien estuvo destinado a París y Washington, entre otros destinos.

Sin moverse de su estudio de París, Sergent sumó a los Bosch a su cartera de clientes argentinos, entre los que ya figuraban otras familias acaudaladas, como la del diplomático chileno Matías Erráuriz o la del militar y político Carlos María de Alvear.

La construcción del palacete, para la que no se repararon en lujos, se demoró cinco años, pero Bosch no la pudo disfrutar demasiado tiempo: en 1929, golpeado por la crisis económica, decidió venderla.

La adquirió la embajada estadounidense por tres millones de pesos, una cifra exorbitante en ese momento.

Considerada una importante pieza del patrimonio arquitectónico de la belle époque, cuenta con escaleras de mármol, arañas imponentes, suelos alfombrados y numerosas piezas de arte decorativo que fueron importadas de Europa. Sus cuidados jardines estuvieron diseñados por el paisajista Achille Duchene.

La mansión está situada en el barrio porteño de Palermo, en un entorno privilegiado cercano a los bosques de Palermo, uno de los pulmones de la capital argentina, que cuenta con lagos artificiales y vastos jardines.

A lo largo de su historia, el palacio ha hospedado ya a otros tres mandatarios estadounidenses: Franklin Roosevelt en 1936, Dwight Eisenhower en 1960 y George Bush en 1994.

Obama se alojará en la mansión junto a su mujer, Michelle Obama, y sus dos hijas, mientras que la amplia comitiva que lo acompaña, integrada por más de 800 personas, se repartirá en hoteles de la ciudad.

Más información