Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Corea del Norte ensaya con un cohete cargado de combustible sólido

El país asiático informó que llevó a cabo “con éxito” pruebas con el combustible que permite cargar más rápido los proyectiles

El líder norcoreano Kim Jong-un observa la prueba del nuevo lanzacohetes. EFE

Corea del Norte celebró un ensayo de lanzamiento de un cohete con combustible sólido que llevó a cabo este miércoles “con éxito”, lo que supondría un avance en su programa de misiles en un momento de tensión militar en la región.

La hazaña “ayudará a infundir un gran horror y terror en el corazón de los enemigos", sentenció el líder Kim Jong-un, que felicitó a los científicos del país durante su visita al lugar de la prueba, según un comunicado de la agencia estatal norcoreana de noticias KCNA.

El medio oficial indicó que los resultados de la prueba coincidieron con los valores estimados previamente y que "están en línea completa con todos los indicadores científicos y tecnológicos".

El éxito del ensayo de cohetes con combustible sólido "es de gran importancia histórica y estratégica" y servirá para "reforzar notablemente la capacidad militar" del país, según KCNA. El combustible sólido permite, según expertos, cargar los proyectiles más rápido y mantenerlos durante largas temporadas almacenados y listos para disparar, a diferencia del combustible líquido.

Por ello, se cree que su uso puede dar un importante impulso al programa de misiles de corto, medio y largo alcance de Corea del Norte.

En respuesta, Corea del Sur consideró una seria amenaza el desarrollo de cohetes con combustible sólido de Pyongyang, ya que esto podría implicar lanzamientos más frecuentes, según indicó un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl. Agregó que las Fuerzas Armadas surcoreanas preparan medidas de respuesta.

La nueva amenaza militar llega en un momento de tensión después de que Corea del Norte llevara a cabo su cuarta prueba nuclear a principios de enero y el lanzamiento de un cohete espacial en febrero, considerado por la comunidad internacional como un ensayo de misiles encubierto. Como consecuencia, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso al país fuertes sanciones financieras y comerciales, mientras Estados Unidos, Corea del Sur y Japón dictaron medidas punitivas adicionales de forma unilateral.

Además, Seúl y Washington llevan a cabo hasta finales de abril en territorio surcoreano unas maniobras militares a gran escala, consideradas un "ensayo de invasión" por Corea del Norte, país que ha respondido emitiendo numerosas amenazas de guerra y ha realizado varios lanzamientos al mar de misiles de corto y medio alcance.

Más información