“El sello de Adelma Tapia era buscar la integración familiar”

La peruana que falleció en el atentado del aeropuerto en Bruselas es recordada por su jovialidad y amor a la vida

Adelma Tapia y su esposo en una foto tomada de su Facebook.

Adelma Tapia nació hace 36 años en Pucallpa (Ucayali, región centro-oriental de Perú) y residía en Bruselas desde 2007. Estaba casada con Christophe Delcambe y tenían mellizas. Los cuatro estaban en el aeropuerto el martes, cuando ocurrieron los atentados; viajaban hacia Nueva York para visitar a Marina Ruiz, su madre, que estudió marketing en Lima y cocina y restauración en Bélgica.

“Era muy jovial y sonriente, amaba la vida y bailar”, comenta a EL PAÍS su amiga Maria-Helene Carallo, desde Bruselas, con el laconismo de la pérdida y la situación que afecta a su ciudad.

“Nos quedamos con tu sonrisa y tu voluntad por defender los derechos de las mujeres”, dijo Lady Sindey Jouany, y compartió un video en Facebook de un flashmob en el que ella y Tapia participaron junto con otras mujeres latinoamericanas y africanas en una calle de Bruselas durante el día de la Mujer.

Adelma migró a Lima para estudiar marketing al terminar la secundaria en Pucallpa. “Mis hermanas estudiaron en Lima y tuvieron en Surco (un distrito de Lima) un negocio, un pequeño restaurante de comida de la Amazonía. Otra hermana, Sandra, vive en Brasil; mi padre en Pucallpa, luego comenzaron a migrar todas, y ella siempre estaba muy atenta a integrar a todos”, refiere por teléfono Fernando Tapia Coral, hermano por parte de padre, el mayor de los seis.

Su hermano recuerda que a Adelma siempre se le dio muy bien la gastronomía e intentó validar sus estudios de chef en Bruselas para abrir un restaurant peruano. “Era muy activa. Siempre estuvo participando con las autoridades, con la gobernación –el equivalente a la municipalidad– que organizaba eventos todos los años, participaba con un stand de comida peruana”, añade.

En junio del año pasado participó por tercer año consecutivo en ‘Misturita’, un festival gastronómico organizado con el Consulado de Perú en Bruselas y el Consejo de Consulta Bélgica-Luxemburgo que agrupa a los peruanos migrantes en dichos países. “Estaré participando con un rico ají de pollo y empanadas, esperando contar con sus asistencia y colaboración a este evento, por favor de hacer circular al máximo posible entre sus amistades, este año será mejor y cada vez mejor”, escribió en Facebook.

Fernando, periodista residente en Iquitos (selva norte del país), describe a su hermana como la más amiguera de las cuatro mujeres: “todo el tiempo sonreía, tenía ese carácter, muy extrovertida, muy comunicativa: por eso los amigos la recuerdan de esa manera, desde chiquita era así”.

“Siempre ha sido una mujer que buscaba la unión y la integración familiar. Como mi padre no estaba en Lima, mis hermanos menores decían que yo era el que más me parecía a él y Adelmita les inculcaba que yo era el mayor y me buscaban para orientación porque eran más chiquillos”, añade Tapia.

Según Tapia, Adelma buscaba que él asistiera siempre a los eventos familiares en representación de su padre en Lima. “Pese a que mi padre, cuando yo tenía tres años, se casó con la mamá de Adelma, pasaba mucho tiempo con ellos, como por ejemplo durante las vacaciones del colegio en Lima”, recuerda.

El muro de Facebook de la primera víctima identificada del atentado en Zaventem permanece abierto en su recuerdo, con decenas de fotos de los cuatro miembros de la familia y comentarios amorosos sobre sus mellizas de tres años de edad.

Más información