Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Turquía no informó a Holanda de la peligrosidad de El Bakraoui cuando le deportó

La carta remitida por Ankara no decía que el terrorista de Bruselas tenía antecedentes

El ministro de Seguridad y Justicia holandés Ard van der Steur, el jueves ante la prensa en La Haya. EFE

Turquía no avisó a Holanda de la peligrosidad de Ibrahim El Bakraoui, uno de los terroristas de Bruselas, cuando le deportó el pasado julio. El ministro de Justicia holandés, Ad van der Steur, ha informado que el Gobierno turco remitió una carta a la embajada holandesa en Ankara “donde no mencionaba los antecedentes del individuo”. La nota, ha dicho, “solo informaba de que se facilitaba desde allí (Turquía), la salida de este ciudadano belga en un vuelo que despegaba a las 10:40 horas”. Su admisión de que El Bakraoui, que el pasado martes se hizo estallar en el aeropuerto de Bruselas, aterrizó en el aeropuerto internacional de Ámsterdam-Schiphol el 14 de julio de 2015, ha provocado la repulsa del Parlamento ante la falta de cooperación europea en materia de terrorismo.

Van der Steur ha asegurado que en la carta —que se ha hecho pública en la página web de la Cámara—   “no se explicaban las razones del viaje, y el pasajero no aparecía en la lista de personas buscadas en nuestro país”. Cuando hay datos policiales, los agentes turcos avisan a los holandeses y así ha ocurrido al menos en cuarenta ocasiones en los últimos meses. “Aquí, en ningún momento se nos pedía que actuáramos”, afirma Van der Steur. Al día siguiente del aterrizaje, la policía belga se puso en contacto con la sede diplomática holandesa en Ankara.

Ibrahim El Bakraoui. AFP

Los diputados, que han sabido este viernes que tres compatriotas murieron en el asalto al aeropuerto de Zaventem, no están satisfechos con la explicación recibida. Por otro lado, si como asegura el Gobierno, la misiva oficial turca llegó a las 10:14 horas por correo electrónico, y con un aviso de “muy urgente”, a pesar del poco margen de maniobra antes del despegue (veintiséis minutos) ¿por qué nadie preguntó a las autoridades turcas acerca de la identidad del viajero?, inquieren los diputados. Pero lo que más chirría es que Van der Steur admitiera que “ni la policía nacional, ni la militar, ni tampoco el servicio de emigración holandeses vieron el mensaje en su momento”. Por todo ello ha sido convocado a un pleno, previsto para el próximo martes, donde deberá responder a más preguntas.

Se presume que El Bakraoui pidió ser enviado a Holanda, dato confirmado por Ankara, porque sabía que no tenían fichero policial a su nombre. Una vez en territorio de la UE, siguió su viaje hasta Bélgica sin problemas. “No aparecía en el registro de sospechosos. Holanda tampoco estaba involucrada en una investigación belga sobre sus antecedentes criminales. No había, por tanto, razones para retenerle”, ha repetido el Gobierno holandés.

La carta

"El Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Turquía saluda a la embajada del reino de Holanda en Ankara y tiene el honor de informarle de que el ciudadano [borrado en el original] y Ibrahim EL BAKRAOUI, ciudadano belga nacido en [borrado en el original], serán trasladados desde el aeropuerto de EStambul SAbiha Gokcen a Holanda/Amsterdam el 14 de julio de 2015 a las 10.40 en el vuelo de la compañía Pegasus número PC671.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Turquía aprovecha esta oportunidad para trasladar al reino de Holanda su más alta consideración".

Más información