La fiscalía belga traza el primer nexo entre las matanzas de París y Bruselas

El segundo kamikaze del aeropuerto, Najim Laachroui, participó en los ataques de París

Un agente trata de desactivar un artefacto. Bernardo Pérez | REUTERS-QUALITY

La fiscalía ha confirmado el primer vínculo oficial entre los atentados de Bruselas y París. El ministerio fiscal ha identificado a Najim Laachraoui como el segundo suicida del atentado del aeropuerto bruselense. Se trata de un yihadista cuyas huellas fueron encontradas en varios explosivos utilizados en París. Es también la persona que alquiló -con una identidad falsa- una casa en la localidad belga de Auvelais y otra en Bruselas "utilizadas por el grupo terrorista [de París]". La revelación se ha producido un día en el que la policía ha realizado dos grandes operaciones antiterroristas en Bruselas, con el resultado de dos sospechosos heridos (en ambos casos en una pierna, el método empleado cuando el detenido da señales de querer atacar) y un tercero detenido. Así lo ha confirmado la fiscalía, encargada de la investigación de los atentados de Bruselas y también de la rama belga de los atentados de París. Los dos registros guardan relación con el arresto el pasado jueves de un sospechoso de terrorismo en Francia.

Najim Laachraoui, al que algunos medios anglosajones identifican como artífice de diferentes explosivos utilizados por el Estado Islámico (ISIS), es una pieza clave en este nexo entre París y Bruselas. Laachraoui, de 24 años, partió a Siria en 2013. Más tarde, en septiembre de 2015, fue detectado junto a Abdeslam en un control en la frontera austrohúngara. Y tras los atentados de Francia, su ADN se halló "en un cinturón explosivo y en un trozo de pañuelo utilizado en el tiroteo de [la sala de conciertos] Bataclan, así como en un explosivo del Estadio de Francia", precisa la fiscalía.

Con la identificación de Laachraoui se completa una parte importante del rompecabezas de los atentados de Bruselas, que han provocado 31 muertos y 300 heridos. Este terrorista fue el segundo kamikaze que, junto a Ibrahim el Bakraoui, se hizo estallar en Zaventem. El tercer sospechoso de la foto que fue tomada en ese recinto continúa huido. En el segundo escenario de los ataques, la estación de metro Maelbeek, solo hay, hasta el momento, un presunto autor: Khalid el Bakraoui, también fallecido y hermano del suicida del aeropuerto. Se sospecha que hay un segundo implicado, pero no existe confirmación.

Además de revelar esta novedad, la fiscalía ha informado de tres detenciones realizadas en el marco de dos redadas. La de más envergadura se ha realizado en el barrio bruselense de Schaerbeek, donde crecieron los hermanos suicidas que perpetraron los atentados del martes. Un sospechoso relacionado con los atentados del martes, ha sido detenido y herido en una pierna. Toda la plaza de Meiser (el corazón del distrito) ha estado acordonada y muchas calles adyacentes también durante varias horas debido a la operación antiyihadista. Las autoridades han  desplegado muchos furgones de policía y perros de detección de explosivos. El despliegue ha incluido, además de policías, militares, que vigilaban los accesos por carretera. Algunos medios belgas informan de que testigos han oído un par de pequeñas explosiones.

El ministerio fiscal confirma una segunda operación, en el distrito de Forest -donde la policía abatió a un terrorista pocos días antes de la detención de Salah Abdeslam-, con el resultado de un sospechoso, Tawfik A., detenido. También él ha resultado herido en la pierna. Hay una tercera detención de este viernes (de nombre Salah A., que coincide con las iniciales del artífice del drama de París), realizada en el barrio de Saint-Gilles.

Tres liberados

En su comunicación, la fiscalía incluye también información de las operaciones realizadas ayer en las inmediaciones de su propio edificio y en las comunas de Bruselas centro, Schaerbeek y Jette. Se confirma que fueron seis los detenidos, aunque tres de ellos (Khalid A. Mariam A. y Ali E.) han sido puestos en libertad. En cambio Fayçal C, Abou A. y otra persona de la que no se ofrece ninguna identidad continúan arrestados.

Pocas horas después del primer escrito, la fiscalía ha emitido un segundo comunicado relativo a los interrogatorios a Salah Abdeslam, por los que la prensa de todo el mundo ha cargado este viernes contra las autoridades belgas. Las autoridades precisan que interrogaron al terrorista el 19 de marzo, antes de los ataques de Bruselas, dos veces. La primera parte duró una hora y versó sobre los atentados de París. La segunda se refería a su orden de arresto europea y Abdeslam no quiso pronunciarse. El mismo día de los atentados, este yihadista fue interrogado de nuevo, pero "rechazó hacer la más mínima declaración".

Más información