Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Organismo de la Energía Atómica alerta del riesgo de terrorismo nuclear

El director de la agencia de la ONU, Yukiya Amano, pide a los países miembros que incrementen la seguridad

Yukiya Amano, director general de la Agencia para la Energia Atomica de la ONU.

El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano ha advertido de la necesidad de hacer más para prevenir el "terrorismo nuclear". "El terrorismo se está extendiendo y no puede excluirse la posibilidad de utilizar materiales nucleares", ha dicho en una entrevista con AFP. "Los Estados miembros necesitan reforzar la seguridad nuclear". El mayor problema, ha añadido, son "los países que no reconocen el peligro del terrorismo nuclear"

Cerca de 50 líderes celebrarán la próxima semana en Washington una cumbre sobre seguridad nuclear. El interés del encuentro ha aumentado después de conocerse que la policía belga ha descubierto en manos de uno de los detenidos por los atentados de París 10 horas de grabaciones de vídeo con los movimientos de una alto funcionario nuclear belga.

Los expertos dicen que la cumbre de Washington es parte de un proceso iniciado por Barack Obama en un discurso en Praga en 2009 y sigue similares reuniones en Seúl en el 2012 y La Haya en 2014. A pesar de los avances realizados en la reducción de reservas de material nuclear, se calcula que existen reservas de plutonio y uranio altamente enriquecido para hacer 20.000 armas de la magnitud que nivelada en Hiroshima en 1945.

Según Amano, no es "imposible" que los terroristas puedan hacer un dispositivo rudimentario si tienen acceso al material. "Es una tecnología antigua, y hoy en día los terroristas tienen los medios, el conocimiento y la información", ha dicho. El riesgo de un bomba sucia es mayor,  ha añadido. Este es un dispositivo que utiliza explosivos convencionales para dispersar material radiactivo, que puede encontrarse en pequeñas cantidades en universidades, hospitales y otras instalaciones de todo el mundo, a menudo con poca seguridad.

Amano destaca el potencial de las bombas sucias para generar pánico en grandes ciudades. "Las consecuencias psicológicas, económicas y políticas serían enormes". Según datos de la CIA, en los últimos 20 años se han registrado 2.800 incidentes con materiales nucleares. "Es muy posible que sea la punta del iceberg", cree Amano. Un paso vital, dijo, sería la entrada en vigor de la enmienda de 2005 a la  Convención sobre la Protección Física de Material Nuclear para proteger las instalaciones nucleares y asegurar materiales nucleares en uso doméstico y su almacenamiento y transporte. "Es una prioridad", ha asegurado Amano, expresando su esperanza de que podría suceder "en los próximos meses".