Estas son algunas de las vidas que los terroristas arrebataron en Bruselas

Las autoridades belgas no han facilitado hasta el momento ningún listado oficial

A cyclist rides past a graffiti as people pay tribute to the victims of Tuesday's bomb attacks at the Place de la Bourse in Brussels Un grafiti en Bruselas en homenaje a las víctimas de la matanza. REUTERS

Los nombres de las víctimas de los atentados de Bruselas siguen apareciendo en un goteo de confirmaciones por parte de embajadas y Gobiernos de todo el mundo. Las autoridades belgas no habían facilitado aún, cuatro días después de los ataques, una lista oficial de los 31 fallecidos —entre ellos los tres terroristas— confirmados hasta el momento.

Una cifra que podría aumentar dado que hay más de 300 heridos, decenas de ellas muy graves. "Los equipos de identificación hacen todo lo que está en su mano para trabajar lo más rápido posible. Pero cuando tienes que anunciar a alguien que un ser querido ha muerto, tienes que estar completamente seguro", señaló Ine Van Wymeersch, portavoz de la fiscalía de Bruselas. Mientras tanto, el Gobierno ha dispuesto un centro de crisis al que los familiares de afectados pueden llamar para recabar información sobre sus allegados.

La búsqueda de esa certeza absoluta al identificar a las víctimas, el hecho de que los atentados se produjeran en lugares de tránsito, y las diversas nacionalidades de los afectados —el ministro de Exteriores belga estima que hay heridos de alrededor de 40 países y fallecidos de al menos 11—, son algunos factores que están dificultando los trabajos.

La española que celebraba su aniversario

Lars Waetzmann junto a Jennifer García Scintu, el día de su boda.

La única española cuyo fallecimiento ha sido confirmado es Jennifer García Scintu, de 29 años, que también poseía nacionalidad italiana y alemana. Residía en Aquisgrán (Alemania), junto a su marido, Lars Waetzmann, de dicha nacionalidad, que se encuentra ingresado en coma. Jennifer García falleció en el atentado del aeropuerto de Bruselas, desde donde se disponía a volar a Nueva York. Según el diario italiano La Stampa, la pareja había salido de Alemania y Bruselas era solo una escala en su vuelo, con el que querían celebrar su primer aniversario de boda. Jennifer García había colgado en redes sociales un mensaje en homenaje a las víctimas tras los atentados de París del 13-N.

El informático que tranquilizó a su familia

El informático británico David Dixon, de 53 años, murió en los ataques al metro de Maelbeek, muy cerca de las instituciones europeas, tal y como confirmó su familia en un comunicado. Según la prensa británica, Dixon vivía en Bruselas y tras los atentados del aeropuerto había confirmado a un familiar a través del teléfono que se encontraba bien. Poco después subiría al metro donde el terrorista suicida Jalid Bakraoui se hizo explotar causando una veintena de víctimas mortales, entre ellos Dixon.

Una peruana madre de gemelas

La peruana Adelma Tapia Ruiz, de 36 años, residía en Bélgica desde 2007 e iba rumbo a Nueva York a visitar a una hermana. "Era una persona activa en la comunidad peruana en Bruselas, nacida en Ucayali: me apena por sus dos niñas", comentó en Canal N una amiga peruana desde París. Tenía dos hijas gemelas de tres años que se encontraban jugando con su padre, de nacionalidad belga, en un pasillo. Solo una de ellas tuvo heridas en un brazo.

Adelma Tapia Ruiz, víctima peruana de los atentados.

“Era muy jovial y sonriente, amaba la vida y bailar”, comentó a EL PAÍS su amiga Maria-Helene Carallo, desde Bruselas, triste por su pérdida y por la situación en que han dejado los atentados a la ciudad, informa Jacqueline Fowks.

Su hermano Fernando Tapia escribió en su página de Facebook: "Es muy complicado poder describir este dolor que sentimos en casa. Es más difícil aún poder entender la forma en que el destino arrebata la vida de un ser querido [...] esta madrugada en el aeropuerto de Bruselas falleció mi hermana Adelma Tapia en el atentado terrorista, no pudiendo resistir a este ataque yihadista que nunca comprenderemos".

Los hermanos que volvían a casa

Sascha Pinczowski.

Los hermanos Alexander y Sascha Pinczowski, de 29 y 26 años, neoyorquinos de nacionalidad holandesa, murieron en las explosiones del aeropuerto de Zaventem cuando se disponían a tomar el avión que debía llevarlos de vuelta a casa.

Alexander Pinczowski junto a su pareja Cameron Cain.

Se encontraban en Europa visitando a familiares en Holanda. Los intentos de la madre por contactar con sus hijos horas después del ataque fueron en vano. Recurrió a las redes sociales para ver si algún amigo o conocido sabía algo de ellos, porque sus teléfonos no daban señal. “Ayuden a encontrar a mi novio y su hermana”, se lee en la cuenta Cameron Cain, pareja de Alex.

La refugiada que iba a un funeral

Elita Weah, de 41 años, también con pasaporte holandés, donde residía aunque era originaria de Liberia, se dirigía al funeral de un familiar en Nueva York cuando falleció en el atentado del aeropuerto. Poco antes de los ataques había enviado una foto a su familia desde allí. Según The New York Times era madre soltera, había llegado a Europa como refugiada y tenía una hija de 13 años.

El fin de turno de una empleada del aeropuerto

En el mismo lugar perdió la vida Fabienne Vansteenkiste, de 51 años, trabajadora del aeropuerto que acababa de terminar su turno cuando los terroristas actuaron. Tras permanecer los primeros días sin identificar, un primo suyo, antiguo trabajador del equipo de identificación de víctimas de catástrofes de la Policía Federal belga, confirmó su fallecimiento a Het Laatste Nieuws.

La funcionaria de la UE que falleció junto a las instituciones

Patricia Rizzo, funcionaria de la UE italo-belga de 48 años, falleció en el metro de Maelbeek. El Ministerio de Exteriores italiano confirmó su muerte en un comunicado. Su primo, Massimo Leonora le dejó a través de Facebook este mensaje: "Desgraciadamente Patricia ya no está con nosotros. Es duro... pero al menos hemos terminado esta interminable carrera contra el reloj para encontrarte. Te echaré de menos".

Una profesora musulmana con tres hijos

Madre de tres hijos. la marroquí Loubna Lafquiri, profesora de gimnasia en una escuela musulmana de Bruselas, murió en el atentado del metro de Maelbeek. "Con el corazón encogido y lleno de dolor os anunciamos la muerte de nuestra hermana Loubna Lafquiri. Tras una espera interminable la mala noticia ha llegado. Loubna... madre de tres niños magníficos... profesora ejemplar... hermana devota de su comunidad... arrancada a sus hijos por cobardes... Te echamos de menos", dice el mensaje en Facebook de una de sus amigas.

El estudiante modelo que donará sus órganos

Alumno de segundo de derecho en la Universidad bruselense de Saint-Louis, que ha confirmado su fallecimiento en el atentado del metro, Léopold Hecht, de 20 años, era un estudiante modelo que llegó a ganar un concurso de oratoria. Tras su muerte, su familia ha decidido donar sus órganos. "Sabemos que es lo que habría querido aunque nunca lo haya expresado en voz alta", dijo su madre al diario La Libre Belgique.

El joven que iba a reunirse con su novia

Bart Migom, víctima de los terroristas en el aeropuerto de Zaventem.

Otro joven belga, Bart Migom, de 21 años, ya había facturado en el mostrador de American Airlines, compañía con la que pretendía volar a Estados Unidos para reunirse con su novia, cuando el atentado le causó la muerte. Estudiante de marketing. Los kilómetros que le separaban de su pareja no eran un problema para él: "La distancia significa poco cuando alguien te importa tanto", dejó escrito en una foto juntos en su cuenta de Instagram hace dos meses.

La hija del periodista económico

Lauriane Visart, también por debajo de la treintena (27 años), murió en el ataque al metro de Maelbeek. Los medios belgas destacan que se trataba de la hija de Michel Visart, un periodista económico del canal de televisión RTBF.

En una retransmisión este sábado, su padre Michel Visart, narró el calvario que vivió la familia: "Mi esposa y yo empezamos a preocuparnos a partir de las 10.15. Mi hija no había llegado a su trabajo e intentamos hablar con ella. Las horas pasaban y no teníamos ninguna noticia. La angustia aumenta, le sucede el miedo. Era su línea de metro. Pasaba todos los días por Maelbeek".

Tras confirmarse su fallecimiento, Visart hizo un llamamiento: "Lauriane tenía unos valores muy sólidos que debenfía con vehemencia como la igualdad, la justicia, la tolerancia, la igualdad de sexos. Sé bien que la seguridad es indispensable. Pero creo que si levantamos barreras, si cultivamos el odio, nos estrellaremos con ese muro".

Un matrimonio estadounidense

Justin y Stephanie Shults fallecieron en los atentados del aeropuerto. Vivían en Bruselas desde 2014 y se despedían de la madre de ella en el aeropuerto, que volvía a la ciudad de la que proceden, Tennesse, Estados Unidos, cuando se produjeron las explosiones.

Stephanie y Justin Shuts, víctimas del atentado del aeropuerto.

"Stephanie siempre estaba feliz y yo aprovechaba cualquier oportunidad para estar cerca de ella. El mundo pierde a dos personas maravillosas hoy. No es justo", escribió en Twitter Levi Sutton, hermano de Justin.

El diplomático belga

André Adam, diplomático belga de 79 años, vivía en Francia y había sido embajador belga en varios países africanos, así como cónsul en Los Ángeles, embajador en Washington y representante de Bélgica ante las Naciones Unidas en Nueva York. Gigi, su hija, le dedicó un mensaje en Facebook que concluía con un reconocimiento: "Trabajó toda su vida por la solución pacífica de los conflictos en el mundo".

Una víctima asiática

El único fallecido de origen asiático hasta el momento es Deng Jingquan, de 24 años, también conocido por sus conocidos de habla inglesa como Frank Deng. Licenciado en comercio internacional, la embajada china ha confirmado su fallecimiento en el aeropuerto de Zaventem, donde se encontraba para viajar a Liubliana, Eslovenia.

Más información