El 57% de israelíes rechazan el arresto del soldado que remató a un palestino, según una encuesta

Más del 40% considera que la acción del militar fue una "conducta responsable"

Las imágenes fueron tomadas por una ONG israelí. Vídeo: B'Tselem

La mayoría de los israelíes creen que no se debería haber arrestado al soldado que remató a un atacante palestino con un tiro en la cabeza el pasado jueves en el centro de Hebrón. Esa es la principal conclusión de la encuesta hecha pública la noche del domingo por el Canal 2 de televisión de Israel, según la cual el 57% de los encuestados se muestra en contra del arresto y de la investigación criminal abierta sobre lo sucedido. El 42% lo califica de “conducta responsable” y creen la versión pública del abogado del soldado que dice que disparó por miedo a que tuviese adosado al cuerpo algún artefacto explosivo. Un 24% lo considera, además, una reacción normal por la presión a la que estaba sometido el soldado.

Los datos sacan a la luz que prácticamente sólo hay fisuras en la sociedad israelí en cuanto al arresto, con un 32% de los encuestados a favor, porque en cuanto a si cometió asesinato o no, tan sólo un 5% cree que sí.

Los hechos, los dió a conocer la ONG israelí B´Tselem. Uno de sus activistas, residente en el barrio de Tel Rumeida, grabó como el militar israelí descerrajaga un tiro en la cabeza a corta distancia a Abdel Fattah al Sharif, palestino de 21 años, que permanecía tendido en el suelo malherido y que poco antes había apuñalado a un compañero del soldado. La versión del artefacto es de dudosa credibilidad cuando se observa en las imágenes el ir y venir de gente alrededor de Al Shariff porque los militares ya habían dado permiso a las ambulancias y al personal civil para entrar en la zona acordonada.

Campaña de solidaridad

La sorpresa es mayor cuando, en el marco de las concentraciones y muestras de apoyo al soldado, que se suceden estos días en Israel y en las redes sociales, la página web de la municipalidad de Beit Shemesh, publicó un anuncio con una foto del militar y desveló su identidad, hasta ahora mantenida en secreto por orden judicial. El aviso hacía un llamamiento a la población para manifestarse este lunes por la tarde “en apoyo y por la liberación del héroe israelí”.

Se trata de Elor Azaryah, un miembro del cuerpo médico de una unidad del Ejército israelí cuya familia también ha iniciado una campaña de presión política para pedir su liberación. A las críticas de la hermana y del padre, que este fin de semana acusaban al ejército de haberlo “abandonado”, se suma ahora la madre, que el pasado domingo le hizo llegar a Ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, una emotiva carta cargada de duras palabras. “Mi hijo fue el jueves a luchar en el frente contra terroristas asesinos pero se cambiaron las tornas y los terroristas se volvieron Justos y él, un asesino” dice en la misiva. “Soy la madre de un hombre ha dado su vida al estado y ha sido traicionado por el sistema”, escribe la madre.

El mismo sondeo del Canal 2 israelí revela que el 68% de los encuestados cree que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, el ministro de Defensa y el jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, Gadi Eisenkot, no hicieron lo correcto al condenar públicamente los hechos, el pasado jueves. Netanyahu dijo entonces que lo sucedido en Hebrón “no representa los valores del IDF”, como se conoce al Ejército de Israel en sus siglas en inglés.

Pero, este domingo, suavizaba el tono confiando en la investigación criminal abierta por los militares, “Debemos todos apoyar al alto mando del Ejército, a las Fuerzas de Defensa de Israel y a nuestros soldados que preservan nuestra seguridad”, dijo Netanyahu en una tensa reunión del gabinete de gobierno. También este lunes, cien mandos militares suscribían una carta de apoyo al soldado Azaryah pidiéndole a Eisenkot que detenga el proceso contra el militar. “No quiero que mis soldados piensen que el primer impulso de sus comandantes es apoyar al enemigo”, recoge el texto suscrito por los uniformados.

Por su parte el secretario general de la OLP, Saeb Erekat, ha pedido al coordinador especial de la ONU para el proceso de paz, Nickolay Mladenov, que la organización inicie “una investigación oficial sobre los asesinatos extrajudiciales israelíes de palestinos”. Erekat también mostró su preocupación por el aumento en los castigos colectivos y la retención de cuerpos de los palestinos muertos, que como el de Al Sharif, Israel aún no ha entregado a sus familiares.

Más información