Abatido un hombre armado en el Capitolio de Washington

La policía dispara contra un sospechoso que empuñó una pistola en el centro de visitantes y una mujer resulta herida

Un herido durante un tiroteo en el Capitolio de Washington. 

La policía detuvo este lunes a un hombre tras un tiroteo en el centro de visitantes del Capitolio de Estados Unidos, en Washington. La persona detenida, que empuñó una pistola contra las fuerzas de seguridad, resultó herida y trasladada a un hospital, según anunció la policía. Los autores de los disparos fueron agentes policiales, que también hirieron a una mujer durante el incidente. Los primeros indicios apuntan a un hombre con un desorden mental, sin objetivos terroristas y que actuó solo.

La Policía del Capitolio de EEUU, acusó este martes de "asalto con arma mortífera" y "asalto armado contra un agente" al hombre a quien identificó al hombre como Larry Dawson, afroamericano de 66 años y residente en Antioch (Tennessee). Dawson se encuentra en un hospital de Washington, donde está siendo operado de sus heridas y su estado es "estable pero crítico".

El sospechoso era conocido por las autoridades de seguridad del complejo legislativo. En octubre pasado, fue detenido tras interrumpir una sesión de la Cámara de Representantes mientras gritaba que era un “profeta de Dios”, según la cadena televisiva MSNBC. La persona tenía prohibido acercarse a los alrededores del Capitolio, según una orden judicial.

El suceso tuvo lugar en un momento en que los legisladores se encuentran de vacaciones por la festividad de Semana Santa y en que las principales ciudades estadounidenses han reforzado su seguridad tras los atentados de la semana pasada en Bruselas, en que murieron 35 personas y fueron reivindicados por el Estado Islámico.

El centro de visitantes, una parada turística frecuente en Washington, está ubicado debajo del Capitolio. Al centro se accede a través de una plaza que hay en la parte trasera del edificio. El suceso tuvo lugar en el apogeo turístico de la capital estadounidense, coincidiendo con el florecimiento de los cerezos en los alrededores de la explanada ajardinada del National Mall, que acoge los monumentos nacionales.

El incidente llevó a las autoridades a bloquear durante alrededor de una hora los accesos del Capitolio, que acoge los hemiciclos de la Cámara de Representantes y el Senado, y también los de la Casa Blanca.

La policía recolectó un arma en el lugar del incidente y encontró el coche del sospechoso en los alrededores del centro de visitantes, que el martes tiene previsto abrir sus puertas. “Basado en la investigación inicial, creemos que este es el acto de una sola persona que frecuentaba las instalaciones del Capitolio. No hay razón para creer que sea algo más que un acto criminal”, dijo el jefe de la policía del Capitolio, Matthew Verderosa, en una rueda de prensa.

Un funcionario del Gobierno, citado por la agencia Reuters, explicó que no se han encontrado pruebas de una posible conexión terrorista.

El suceso desató el caos en el centro de visitantes con decenas de personas tratando de huir, según muestran vídeos de algunos de los asistentes.

Washington es una de las ciudades más restrictivas en la compra y uso de armas, pero no es ajena a los tiroteos y a la violencia armada en EE UU.

Dos muertos en 1998

En 1998, dos agentes de policía murieron por disparos en el interior del Capitolio de un hombre con problemas mentales, lo que llevó a reforzar la seguridad en las instalaciones.

El último incidente relevante en el Capitolio tuvo lugar en octubre de 2013, cuando una mujer fue abatida en las inmediaciones de la instalación tras una persecución en coche entre la Casa Blanca y el Congreso.

Un mes antes, un exreservista del Ejército abrió fuego indiscriminadamente en el Mando de Operaciones de la Marina en Washington, lo que causó la muerte de 12 personas.

Más información