El FBI alertó a Holanda del perfil radical de los dos hermanos suicidas

El aviso llegó seis días antes de los ataques. El Gobierno holandés dice que avisó a Bélgica

El ministro holandés de Justicia, Ard van der Steur, en el debate parlamentario sobre los atentados. EFE

La cadena de errores y malentendidos relativa a los atentados de Bruselas se amplía. El ministro holandés de Justicia, Ard van der Steur, ha revelado este martes que el FBI le había informado, seis días antes de los atentados, de los antecedentes “criminales, radicales y extremistas” de los dos hermanos que se hicieron estallar en los atentados de Bruselas, Ibrahim y Jalid el Bakraoui. El ministro ha añadido que compartió la alerta con Bélgica, algo que la policía belga niega.

Bélgica y Holanda se ven forzadas a explicar por qué no actuaron ante los avisos que estaban recibiendo sobre dos de los tres suicidas identificados hasta ahora en los atentados de Bruselas. Ibrahim se hizo estallar en el aeropuerto —junto a Najim Laachraoui— y Jalid murió en el metro. El titular holandés de Justicia ha respondido este martes por carta a la batería de preguntas que el Parlamento le lanzó hace unos días, cuando Turquía reveló que Ibrahim el Bakraoui fue interceptado por Ankara cuando trataba de cruzar a Siria y posteriormente deportado al país que él eligió: Holanda.

En una de las respuestas para aclarar esta maraña de hechos, Van der Steur ofreció un dato revelador. “El 16 de marzo, el FBI informó a la policía holandesa de que las autoridades belgas buscaban a los dos hermanos”, aseguró el ministro por escrito. Se trata de una segunda versión, según detalla la agencia Reuters, del primer escrito que pensaba entregar el ministro a la Cámara holandesa. En la primera respuesta se eludía el hecho de que Bélgica ya perseguía a estos dos hermanos; solo se constataba que el FBI había informado sobre los antecedentes de ambos terroristas.

La policía de investigación estadounidense avisó “del pasado criminal” de Ibrahim y de que Bélgica buscaba a Jalid por “terrorismo, extremismo y reclutamiento”. El ministro también confirmó que Ibrahim figuraba en la lista de terroristas del FBI desde el 25 de septiembre de 2015, antes incluso de los atentados de París, asegura la agencia France Presse.

A partir de aquí, las versiones entre Holanda y Bélgica divergen. El ministro holandés aseguró que su policía puso a la belga al corriente del aviso del FBI el 17 de marzo, al día siguiente de recibir la notificación. El director de la Policía Judicial Federal belga, Claude Fontaine, lo desmintió en un comunicado. Este responsable confirmó el contacto entre las dos policías, pero aseguró que no hubo “ninguna mención a la información que el FBI había trasladado a la policía holandesa”, lo que añade confusión al caso.