Selecciona Edición
Iniciar sesión

Una violación en México desata el debate contra la impunidad

Cuatro hijos de grandes empresarios y de un exalcalde, acusados de abusar de una menor en el Puerto de Veracruz

Una violación en México desata el debate contra la impunidad.  VIDEO EL PAÍS

En mayo de 2015 la familia de Daphne Fernández denunció que su hija había sido violada por cuatro hijos de grandes empresarios veracruzanos y de un exalcalde de un municipio de la entidad. El padre de la víctima decidió publicar en las redes sociales la semana pasada unas cartas y un vídeo que grabó de los jóvenes disculpándose al ver que la Justicia para su hija no avanzaba. Uno de ellos está involucrado en el accidente de coche que mató a un corredor en 2013. Nunca fue detenido. El caso de Los Porkys [apodo de los cinco acusados] ha dividido a la sociedad veracruzana. Las protestas por la "impunidad de los más adinerados" han llenado las calles del Puerto este lunes. Los jóvenes alegan que la chica miente y que el padre los amenazó de muerte.

La investigación sobre la supuesta violación de la joven parece haberse trasladado de las oficinas de la Fiscalía a los portales de Facebook. Cada día hay un nuevo episodio de este conflicto que pone en evidencia las carencias del sistema de justicia mexicano. El padre de Daphne, Javier Fernández, cuenta que estaba harto de la campaña de desprestigio contra su hija y decidió hacer público el vídeo que les grabó reconociendo lo sucedido. "Aún con todo lo que le hemos mostrado, la Fiscalía sigue pidiendo pruebas ridículas", cuenta el padre desesperado. La institución ha señalado este lunes que esas imágenes no pueden tomarse como una prueba. El abogado de los chicos insiste en que pudieron haber sido "amenazados" para responder.

La fecha en la que sucedieron los hechos fue en enero de 2015, pero no fue hasta mayo cuando se hizo una denuncia formal. "No hicimos nada esos meses primero, porque no lo sabíamos y después, porque mi hija estaba devastada, me hizo prometer que no haría nada. Es una situación muy dolorosa, sentía mucha vergüenza. Hay chicas que nunca denuncian", cuenta Fernández. En ese tiempo, el padre se reunió con los familiares de los agresores —el audio de esa junta también ha sido difundido recientemente— y les pidió que se disculparan con su hija (en el vídeo publicado), que asistieran a terapia y que se alejaran de Daphne. Pero según Fernández, incumplieron su promesa y él decidió difundir todo su material.

Este lunes responde desde el otro lado del teléfono deshecho. Su hija acaba de escrbir en Facebook contando su versión. "Está muy mal. Va a terapia todos los días, pero está fatal", cuenta con la voz quebrada. "Lo que me ha robado el sueño es ver la mirada vacía de mi hija. ¡Ver a una niña que se quiere morir!", exclamaba el padre a los familiares en la junta privada que mantuvieron el año pasado.

En enero de 2015 Jorge Cotaita Cabrales, Enrique Capitaine —hijo del exalcalde de Nautla, Felipe Capitaine—, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodríguez Acosta salieron de fiesta. Estaban estrenando el Mercedes de Capitaine que recogieron al salir del antro y quisieron continuar en otro lado. Daphne Fernández estaba ahí. Todos se conocían de uno de los institutos más exclusivos de Veracruz, el Rougier, pero ellos ya figuraban como antiguos alumnos. Todos ellos eran mayores de edad. Daphne se subió a ese coche, según la familia, forzada por los agresores. En la casa de uno de ellos ocurrió la violación, supuestamente, por el dueño del Mercedes. El abogado de los Porkys ha repetido que las declaraciones en vídeo de los chicos están "sacadas de contexto" y que ella se subió por su propio pie al vehículo.

Jonathan Peña Yáñez, corredor atropellado en 2013 presuntamente por Jorge Cotaita.

Todos son hijos de familias adineradas en Veracruz, se pasean exhibiendo su poderío y con autos nuevos por las zonas más exclusivas de la entidad como auténticos mirreyes, según cuentan los vecinos. Cotaita estuvo implicado en la muerte de Jonathan Peña Yáñez, un corredor de 35 años que falleció atropellado el 24 de abril de 2013. Su hermano Hugo Calderón Yáñez, cuenta por teléfono que después de insistir en que se investigara el caso recibió amenazas de muerte y tuvo que mudarse con su familia a otro municipio. Este lunes ha regresado para hacerles ver a la familia Fernández que no están solos. Ha marchado junto a decenas de personas en el Puerto de Veracruz para pedir que se acabe la impunidad. "Quería que se supiera que ese joven no es la primera vez que logra evadir la Justicia. Mi hermano está muerto, pero sentí la responsabilidad de apoyarlos", señala Calderón.

Calderón ha perdido la esperanza. Sabe que el expediente del caso de su hermano permanecerá "dormido para siempre". Javier Fernández ha decidido seguir luchando para evitar que ninguno de ellos pueda cometer un crimen como el que asegura ha sufrido su hija.

La carta de Daphne

“Sí he tomado, sí he salido de fiesta, sí he usado faldas cortas, como la gran mayoría por no decir que todas las niñas de mi edad, por eso me van a juzgar? por eso me lo merecía? por eso pasó lo que pasó? por andar de noche con mis amigas? Pregunto a aquellos que criticaron e hicieron páginas para atacarme, entonces yo les pregunto POR QUE?… digo ya que al parecer ustedes creen que son "jueces" de lo que sucedió”, escribió Daphne este lunes en su muro de Facebook.

“He leído muchos comentarios, de todo tipo, acepto que la mayoría son apoyándome, gracias a Dios, de lo que me pude dar cuenta es que la mayoría de las personas que me apoyan o se atreven a comentar, compartir son gente que no conozco, me siento triste porque me siento sola, se que no es así pero así lo siento, muchos de mis "amigos" y muchos de mis "conocidos" dudaron y me juzgaron (antes de que salieran los vídeos) y aun con los vídeos siguieron o siguen criticando, algunos otros optaron por poner estados "neutrales" como "no sabemos la verdad, no hay que juzgar" "no sabemos si son inocentes o no", por favor si hubieran querido ayudar o ponerse en una posición neutral mejor no hubieran puesto nada, eso solo me lastima mas ya que al poner " no sabemos si son inocentes o no" YO sentía una patada en el estomago de saber que CLARO QUE NO son inocentes, de saber que ELLOS SABEN la verdad, ellos saben lo que paso esa noche y aun así siguen mintiendo”.

La joven de Veracruz añade en su carta pública en la red social: “(...) Es muy deprimente para mí el hecho de que ahora digan que es "político", que "nos dieron dinero", que estamos "extorsionando", Dios los perdone, Dios los perdone porque todos aquellos que tienen si quiera esos pensamientos es porque no están en nuestro lugar y solo lo entenderían estando en nuestro lugar, porque NO tienen UNA sola idea del infierno que se vive”.

“Sí, meses después intente seguir con mi vida, a los ojos de los demás muchos podrán decir que "estaba bien", pero quienes estaban conmigo en las noches? cuando lloraba hasta quedarme dormida, cuando me deprimía, cuando destrocé mi cuarto varias veces por enojo e impotencia. Donde estaban todos aquellos que el día de hoy se atreven a juzgarme?”, comenta.