Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un juez interviene las firmas del principal empresario kirchnerista

Cristóbal López está acusado de adeudar 8.000 millones de dólares en impuestos

Estación de servicio de Oil Combustibles

La buena estrella de Cristóbal López, propietario del poderoso Grupo Indalo, parece apagarse. La justicia dispuso la intervención de su principal compañía, la petrolera Oil Combustibles y las sociedades que controla (Inversora M&S y Oli M&S), hasta tanto no cancele una deuda millonaria que mantiene con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

La decisión del juez Esteban Furnari llegó el mismo día en que López publicó, en dos periódicos argentinos, un anuncio en el que se proclamó víctima de una campaña que busca obligarlo a vender sus empresas.

López vinculó la causa judicial iniciada por la AFIP al malestar que provoca en el gobierno de Mauricio Macri, aunque el texto no nombra al presidente, la línea opositora y favorable al kirchnerismo que sostiene su grupo de medios, liderado por el canal de noticias C5N, el diario Ámbito Financiero y Radio 10.

"En poco tiempo quedará al descubierto que la campaña de hostigamiento en contra del Grupo Indalo oculta el inequívoco propósito de llevarlo a una situación que lo obligue a vender sus activos. En particular las empresas de comunicación que actúan de manera independiente a los grupos de medios concentrados y garantizan la pluralidad de opiniones”, escribió López.

La AFIP acusó a Oil Combustibles de retener la recaudación de un impuesto a la transferencia de combustibles hasta acumular un monto de 8.000 millones de dólares, según documentos de la agencia que reveló el diario La Nación.

López inició su carrera como empresario del juego. Sus buenas relaciones con el kirchnerismo lo convirtieron en pocos años en uno de los hombres más ricos del país, con inversiones en petróleo, medios de comunicación y alimentos.

El presidente Macri ha dicho siempre que no tiene una animadversión personal con López e incluso lo recibió el mismo día que ganó la segunda vuelta en diciembre. Pero ha insistido con que ahora las reglas “son iguales para todos”, en alusión a los supuestos beneficios que López podría haber obtenido durante las presidencias de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

El fallo del juez Furnari tendrá efectos inmediatos sobre las empresas del Grupo Indalo, en un proceso de división en dos partes: por un lado la petrolera y el grupo de medios y, por el otro, la división juegos de azar y alimentos.

"La medida tiene por objeto evitar el desmembramiento del grupo, anunciado por Cristóbal López y (su socio) Fabián de Sousa que pone en riesgo la percepción del millonario crédito fiscal”, dijo el magistrado en su fallo. El plan del empresario era concretar la división el 15 de abril, pero ahora deberá esperar.