La CIDH advierte de una “regresión al México autoritario”

La Comisión denuncia la investigación iniciada contra su secretario ejecutivo

El secretario ejecutivo de la CIDH, Emilio Álvarez Icaza. EFE

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, Emilio Álvarez Icaza, advirtió este miércoles del peligro de una “regresión al México autoritario”, al criticar el inicio de una averiguación previa por una denuncia “temeraria e infundada” en su contra en relación con el grupo de expertos internacionales (GIEI) que investiga el caso Ayotzinapa.

“Ni en el Perú de Fujimori, ni en la Venezuela de Chávez, no hay precedente de que se iniciara una averiguación previa contra un secretario ejecutivo”, recordó. “No hay precedente, México se está poniendo, por eso, en una señal muy clara de regresión autoritaria”, lamentó Álvarez Icaza en rueda de prensa en Washington.

El mexicano, que hace dos meses anunció su decisión de no continuar al frente de la CIDH para volver a su país por la “crisis de derechos humanos” que vive, denunció lo que considera un mensaje doble por parte del Gobierno mexicano. Por un lado, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, ha dicho que la denuncia contra Icaza, presentada por las organizaciones Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal y Ojo Ciudadano, “no es seria”, recordó Álvarez Icaza. Pero a la vez, acotó, “también ha dicho que el Ministerio Público tendrá que investigar lo que corresponda”.

“El solo procesamiento de la denuncia es en sí mismo un mensaje”, sostuvo. “Si la ley permite instrumentos para no darle entrada a una denuncia temeraria e infundada, si continúa esa averiguación previa es un claro mensaje de regresión al México autoritario y de ataques a los defensores de derechos humanos”, insistió. Y lo que es más preocupante si cabe, añadió: “Si el Estado mexicano está en condición de atacar de esta manera a los organismos internacionales, ¿qué se puede esperar para los defensores de derechos humanos en otras partes del país?”, se preguntó.

La CIDH lleva tiempo advirtiendo de una campaña de desprestigio contra el GIEI en México, y es en este contexto en el que enmarca la denuncia presentada ahora contra su jefe. El martes, Campa informó de que no se prolongará el mandato de los expertos, que acabarán así sus labores el 30 de abril. Sin embargo, la CIDH subrayó que todavía no han sido informada oficialmente de esta decisión.

La Comisión aprovechará las audiencias semestrales que celebrará la semana próxima para sostener reuniones tanto con el Estado mexicano como con los miembros del GIEI, adelantó Álvarez Icaza.