Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mensaje de una de las víctimas de Orlando a su madre: “Viene, voy a morir”

Eddie Justice envió varios mensajes desde el baño del club antes de ser asesinado

Masacre en Orlando Teléfono de Mina Justice. Ampliar foto
Masacre en Orlando Teléfono de Mina Justice. AP

Cuando el teléfono sonó a las 2.06 de la mañana del domingo, Mina Justice fue una de las primeras personas en enterarse de lo que estaba sucediendo en la discoteca Pulse. Su hijo estaba encerrado en el baño y le contó que alguien estaba disparando en el club.

"Mommy I love you" ("Mamá, te quiero"). "In club they shooting"("Están disparando en el club") escribió Eddie Justice a su madre. En ese momento, Omar Mateen acababa de entrar en el local y había comenzado su ataque. Mina trató de ponerse en contacto con él, pero no obtuvo respuesta. A los pocos minutos recibió otro mensaje tras la pregunta de su madre. "¿En qué club?". "En el Pulse. Llama a la Policía". A las 02:08 horas llegó el último de todos. "He's coming. I'm gonna die" ("ya viene. Voy a morir").

Mina Justice compartió estos mensajes con los medios de comunicación cuando salió de su casa para acercarse a la discoteca con el objetivo de intentar localizar a su hijo. "Es que tengo un presentimiento. Tengo un mal presentimiento", afirmaba. Finalmente se confirmó lo que temía. Su hijo era una de las 50 víctimas de la mayor masacre provocada por un tiroteo en Estados Unidos y el peor atentado en el país desde el 11-S.

Las autoridades han identificado ya a 48 de las 49 víctimas mortales. Buena parte de ellas son de origen latino. Tienen entre 20 y 50 años y entre ellos había estudiantes de Farmacia, agentes de seguridad de la discoteca, trabajadores del parque de atracciones Universal o de una agencia de viajes. El club Pulse, popular entre la comunidad gay, celebraba su noche latina.

Mina Justice.
Mina Justice. AP

Más información