Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Ahora estamos en condiciones de ganar la Presidencia de México”

Foto/Video: Saúl Ruiz

Ricardo Anaya está eufórico. Las elecciones del 5 de junio le han otorgado el triunfo. Ese día, el partido que dirige, el derechista PAN, sorprendió y arrasó. De 12 gubernaturas en juego ganó 7, disparó su voto un 50% y arrebató al PRI cuatro estados donde jamás había mandado otra fuerza. Esa jornada, el PAN dejó de ser la fuerza dubitativa y humillada de 2012 y volvió a alzarse, con Anaya a la cabeza, como uno de los grandes contendientes a la presidencia de México. Ahora, en su despacho de la planta 19 de la avenida de Reforma, este político de 37 años, pelo rapado y sonrisa amable, analiza la victoria con entusiasmo contenido. Tras las cristaleras de su oficina, orientación suroeste, la Ciudad de México se ve este miércoles inusualmente clara y limpia.

Pregunta. ¿Le sorprendieron los resultados del 5 de junio?

Respuesta. Estábamos esperanzados pero nos sorprendió la magnitud del triunfo. Nos habíamos fijado la meta de ganar más de tres estados en una jornada electoral, algo que nunca había logrado el PAN. Y fuimos mucho más allá. Los datos avalan que fue un triunfo histórico. Si ahora cumplimos lo que prometimos en campaña, si estamos a la altura de las expectativas, llegaremos a las elecciones de 2018 en una condición inmejorable para ganar la Presidencia de la República. Pero si no damos resultados, el voto de castigo puede ser contra del PAN.

Hay que estar alerta, el hartazgo pudo decantarse hacia otro lado

P. ¿Y qué le pasó al PRI?

R. Hay un profundo hartazgo hacia el PRI tanto a nivel local como nacional. Lo preveíamos pero no lo habíamos dimensionado. Las encuestas lo subestimaban. Y la gente salió a castigar al PRI por la debilidad económica, la inseguridad, la corrupción y la impunidad. Pero hay que estar alerta, el hartazgo pudo decantarse hacia otro lado. En las elecciones, de hecho, intervinieron otros factores.

Acertamos con nuestros candidatos, en todos los casos fueron candidaturas de unidad, sin fracturas

P. ¿Cuáles?

R. Las alianzas con el PRD nos fueron muy útiles y nos dieron Veracruz, Durango y Quintana Roo, tres estados que jamás habían conocido un color distinto al PRI. También jugó un papel importante el proceso de renovación que hemos emprendido en el partido. La campaña fue buena, profesional, con investigación científica. Y acertamos con nuestros candidatos, en todos los casos fueron candidaturas de unidad, sin fracturas. Salimos todos juntos a pelear.

P. ¿La propuesta del presidente de legalizar los matrimonios igualitarios influyó en los comicios?

R. Sospechamos que la iniciativa buscaba dividir al PAN y al PRD en los Estados donde íbamos en alianza. Muchos priístas sostenían que con la propuesta iba a crecer su voto en la Ciudad de México. No lograron ninguno de los dos objetivos. Es el peor resultado del PRI en su historia en la Ciudad de México. Sacaron el 7% de los votos.

P. ¿Pero el tema les ayudó a ganar?

R. No he visto ninguna evidencia que lo demuestre. Creo que influyó, pero menos de lo que se ha dicho. El PRI se ha querido acomodar en esta causa, le es más agradable que admitir: “Nos castigaron por corruptos e ineficaces”.

P. Ustedes que tienen bases católicas, ¿apoyan el discurso de la Iglesia?

R. El PAN respeta las expresiones de las iglesias, pero reitera su postura aconfesional.

Nunca he descartado ser candidato a la Presidencia

P. ¿Competirán en alianza en el Estado de México en 2017?

R. Estamos abiertos a construir una alianza en Estado de México, Nayarit y Coahuila y también hacia 2018. El PRI sabe que es un partido repudiado por el 70% de la gente del país. Por ello ha apostado por concentrar su voto duro y pulverizar el voto opositor. Nadie le tiene más miedo a las alianzas en el país que el PRI. Por supuesto que estamos abiertos a ir en alianza, pero en este momento no hay ningún acuerdo con el PRD.

P. ¿Será usted el candidato en 2018?

R. Hay que cerrar el proceso de 2016, hay que ir al de 2017, y después de eso definir a los candidatos. Este no es el momento.

P. Margarita Zavala, la esposa del expresidente panista Felipe Calderón, ya se ha presentado como candidata.

R. No es el momento de elegir candidatos en el PAN. No los estamos buscando.

P. Pero no se descarta…

Sería terrible que la alternativa fuera el populismo destructor que representa López Obrador, él cree en lo que ha llevado a la crisis a Venezuela

R. Nunca lo he hecho.

P. ¿Cree que el PRD pueda aceptar a Margarita Zavala como candidata en una alianza?

R. No tiene sentido especular sobre escenarios futuros.

P. ¿Qué piensa de Andrés Manuel López Obrador?

R. Sería terrible que la alternativa de cambio fuera el populismo destructor que representa López Obrador. Él cree en las ideas que llevaron a Venezuela a la crisis donde se encuentra, con una inflación del 700%, donde se ha duplicado la pobreza y se ha acabado con las libertades.

P. ¿Quién es más rival: el PRI o López Obrador?

R. Ambos son dañinos para el país.

 

Más información