Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio sitúa a Oaxaca y Chiapas en el último lugar educativo

La asociación Mexicanos Primero señala que las escuelas de las entidades más pobres no ofrecen los servicios mínimos

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, en una visita a un colegio de Oaxaca.
El secretario de Educación, Aurelio Nuño, en una visita a un colegio de Oaxaca.

Ningún Estado mexicano "garantiza el derecho de los niños a aprender", según señala un informe de la asociación Mexicanos Primero. En un índice que tiene en cuenta los servicios que ofrecen las escuelas mexicanas y los resultados de los alumnos, destaca que las entidades con más recursos y mejor posicionadas en su ranking, no pasan los exámenes básicos. Las escuelas de Oaxaca y Chiapas, las entidades con menor nivel socioeconómico y las últimas en la lista, ni siquiera tienen baños o rampas para las personas discapacitadas.

En plena guerra entre los maestros contrarios a la reforma educativa y el Gobierno, el organismo publica un estudio en el que les saca los colores a todos los gobiernos estatales. Aguascalientes, Zacatecas y Colima son los Estados mejor parados en el informe. No obstante, el primero, pese a tener buenas instalaciones y unos maestros que aprueban las evaluaciones, no ofrece la cobertura suficiente para educar a los más pequeños: sólo un 12,7% de los niños de preescolar acude a un colegio. Y casi no se ofrece una atención específica a aquellos alumnos que tienen necesidades especiales. Lo mismo ocurre con los otros dos estados ubicados en los primeros puestos.

Las dos entidades peor puntuadas coinciden con las más pobres del país: Oaxaca y Chiapas. Y en estos casos, el dinero destinado a la Educación no es que sea insuficiente, sino que está "mal administrado", señala el organismo. En Chiapas un 40% de los centros no dispone de baños o sanitarios, la adaptación para personas discapacitadas es prácticamente inexistente, los alumnos ni siquiera se someten a evaluaciones y la mayoría de maestros no las pasan.

El caso de Veracruz lo ha querido destacar Mexicanos Primero en la presentación de su informe este martes. Se encuentra en el puesto 29 (de 32 entidades federativas) y el director de la asociación apunta directamente a que se debe principalmente al "desvío masivo de fondos educativos" para el interés privado de "funcionarios cobardes". "Las cleptocracias no se llevan de la mano con la educación de calidad", ha rematado el presidente de la asociación, Claudio X. González.

Algo parecido ha ocurrido durante más de 20 años en Oaxaca y Chiapas, según explica el organismo, dos Estados donde la educación ha estado "mal" gestionada por el sindicato de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). González ha denunciado que los maestros que ahora se manifiestan contra la reforma educativa del Gobierno sólo lo hacen para mantener sus privilegios: "No protestan por la pobreza de las escuelas ni para defender la educación pública, sino para preservar sus intereses privados".

Entre los datos más importantes del informe, se destaca que la mayoría de las entidades no asegura la formación idónea de los futuros maestros. Ni siquiera las que se encuentran en los primeros puestos garantizan la buena calidad de los docentes. Casi la mitad de los Estados no fomenta la participación activa de las familias, donde en Estados como Chiapas, Oaxaca o Michoacán es inexistente. Y ninguna entidad cumple con la obligación de atender adecuadamente a los niños con necesidades educativas especiales.

"Todos los Estados incumplen con su responsabilidad de garantizar la educación de los niños", ha resumido González en su discurso. Y ha añadido: "Es por eso que tenemos que cambiar la fórmula (...) La reforma educativa no es el problema, es la solución. Tenemos que encontrar el modo pacífico de  seguir adelante con la transformación de nuestro sistema educativo".

Más información