Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres claves para entender el auge nacionalista en Europa

EL PAÍS recorre tres países europeos para encontrarse con votantes y políticos de los partidos ultras, cuyo apoyo crece en la UE

El líder del partido de la Libertad austriaco, Heinz-Christian Strache, se baja del escenario después de un mitin en Linz.
El líder del partido de la Libertad austriaco, Heinz-Christian Strache, se baja del escenario después de un mitin en Linz. REUTERS

Los llamados partidos populistas de ultraderecha han dejado de ser una minoría radical en Europa y la etiqueta de extrema derecha se les queda muy pequeña. Capitalizan el eurocabreo y la ansiedad ante una realidad cambiante e imprevisible y el rechazo al extranjero y a todo lo que venga de fuera. La crisis de refugiados, los ataques terroristas de París y Bruselas y la crisis griega han provocado cambios profundos en las actitudes de los europeos. Estos partidos triunfan en casi cada país de la UE –España y Portugal no, o no todavía-. EL PAÍS ha recorrido tres de ellos para explorar qué lleva a millones de europeos a votar a estos partidos. Qué es lo que hace que un europeo medio quiera ver a políticos como Marine Le Pen o Geert Wilders al frente de su Gobierno.

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional francés y Heinz-Christian, del FPÖ en un mitin en Viena. REUTERS

1. LA IDENTIDAD. AUSTRIA. Los austriacos primero

El colapso del bipartidismo aúpa a una ultraderecha que apela al patriotismo y la tradición

Una multitud participa en la fiesta tradicional del arenque en la Haya. EFE

2. LA ISLAMOFOBIA. HOLANDA. La islamofobia como ideología

El partido xenófobo de Geert Wilders encabeza las encuestas en Holanda, donde se propagan los miedos a todo lo que venga de fuera y en especial a los musulmanes

El Ejército belga custodia la Corte de Apelación en Bruselas. AP

3. LA SEGURIDAD. BÉLGICA. Crecer a golpe de atentado

La extrema derecha belga y el discurso xenófobo florecen en un clima de inseguridad agudizado por la cadena de ataques terroristas

Más información