Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo te afecta el ‘Brexit’ si eres un español que vive en Reino Unido

Guía de respuestas para españoles que trabajan o estudian en Reino Unido: del futuro de las becas Erasmus al uso de pasaporte y el futuro de sus cotizaciones

Consecuencias del Brexit para los españoles. 

Si vives en Londres o en algún otro punto de Reino Unido, es posible que te hayas encontrado decenas de mensajes (y alguna llamada perdida) preguntándote qué va a pasar y cómo te afecta el resultado del referéndum británico. Aún quedan muchos aspectos por decidir (y el proceso de divorcio de la UE no será ni corto ni fácil), pero sí podemos dar algunas respuestas que te ayudarán a salir del paso. [Sigue la última hora sobre el Brexit].

 -  ¿Qué digo cuando toda mi familia me pregunte por WhatsApp cómo me afecta esto?

Unos 200.000 españoles viven en el Reino Unido, el 40% de ellos en Londres. Actualmente, cualquier nacional de la Unión Europea puede viajar y trabajar en cualquier otro país de la Unión. La legislación europea seguirá en vigor mientras el país siga formando parte del club comunitario. Aunque esto probablemente cambiará, no lo hará a corto plazo.

- Pero ha ganado el Brexit, ¿no?

Sí, pero el proceso no es automático. El artículo 50 del Tratado de la Unión Europea contempla el derecho a dejar la Unión. Primero, se tendría que notificar la voluntad de marcharse: aunque la mayoría apuesta por hacerlo lo antes posible, no se descarta que se prefiera esperar unos meses, con el objetivo de planificar los pasos a seguir. A partir de entonces se iniciarían unas negociaciones que podrían prolongarse dos años, con posibles prórrogas.

De estas negociaciones tendría que salir no solo la decisión de dejar de formar parte de la UE, sino también cuál será la relación con este país a partir de entonces. Se hablará de acuerdos comerciales, de migración y de las regulaciones de productos y servicios que actualmente están cubiertas por los tratados comunitarios.

 - Entonces en dos años, ¿necesitaré el pasaporte para viajar al Reino Unido?

Depende de los resultados de las negociaciones, pero no solo es posible que necesitemos el pasaporte para viajar, sino que también haya que preocuparse por permisos de residencia y de trabajo.

Hay que tener en cuenta que uno de los factores que más ha influido en los resultados de este referéndum es el rechazo a la inmigración, sobre todo a la procedente de los países europeos con más problemas económicos. Hay casi tres millones de europeos viviendo en Reino Unido, el 6% de la población. Como escriben en Vox, “el Gobierno británico estará bajo una presión inmensa para no continuar con el acuerdo actual”.

Pero Reino Unido tampoco tendría fácil optar por cerrar del todo sus fronteras, impidiendo la libre circulación de personas que actualmente existe en la UE. Como explicaba Thomas Sampson, profesor de la London School of Economics, al país le interesa beneficiarse de relaciones comerciales con la UE, y la Unión difícilmente permitirá una libre circulación de bienes y capitales, pero no de personas.

Las negociaciones al respecto tendrán que contemplar qué pasa no solo con los españoles que puedan estar trabajando en el Reino Unido, sino también con las empresas británicas que tienen oficinas en otros países e incluso con los jubilados que residen en la Costa del Sol. Hay 1,2 millones de británicos viviendo en la Unión Europea; 761.000, en España.

- ¿Me costará más llamar por teléfono?

En junio de 2017, la Unión Europea eliminará el roaming, que es el cargo extra que cobran las compañías cuando sus abonados usan el móvil fuera de su país. Según publicaba Cinco Días, cuando Reino Unido salga de la UE, se aplicarán estos cargos adicionales. El Brexit también puede afectar a las compras online desde España, encareciéndolas en caso de que se apliquen costes de aduanas.

- ¿Y si tengo una beca Erasmus?

Como explica también Cinco Días, los estudiantes de Erasmus para el curso 2016-2017 podrán disfrutar de su estancia, ya que es probable que el país se mantenga en la Unión durante los próximos dos años. Cuando el país abandone la UE sí parece previsible que deje el programa Erasmus.

 - ¿Qué ocurre con mis libras?

Tras saberse que el Brexit había ganado el referéndum, la cotización de la libra ha caído a mínimos históricos: es su precio más bajo en 31 años. Como publica este jueves EL PAÍS, se espera que los inversores huyan “de los activos británicos y, por tanto, de la libra”. Esto se podría prolongar mientras se aclara cuándo comenzarán las negociaciones y qué cabe esperar de ellas. También se espera un encarecimiento de los salarios, ya que se frenarán los flujos de inmigrantes.

- Entonces, ¿qué pasa si viajo a España?

A nivel particular, a los españoles residentes en el Reino Unido les saldrá más caro comprar euros cuando viajen a España. Este encarecimiento del euro también afectará a los turistas británicos que visitan nuestro país cada año. Lo que no se sabe es cuánto tiempo se prolongará esta situación.

-  ¿Qué pasa si he cotizado en Reino Unido?

De nuevo, depende de las negociaciones. Si el país opta por permanecer en el Espacio Económico Europeo o si se firma algún acuerdo bilateral al respecto, se mantendrían los reglamentos comunitarios actuales sobre Seguridad Social. En caso contrario, sería necesario buscar alguna forma de que no se perdiera el derecho a la prestación por haber cotizado algunos años en otro país. España ya tiene acuerdos con otros países para asegurar estas cotizaciones.

- ¿Hay algún país que esté en una situación similar a la de Reino Unido?

El Espacio Económico Europeo entró en vigor en 1994 para que Noruega, Islandia y Liechtenstein pudieran acceder al mercado único sin formar parte de la UE. De hecho, muchos sugieren que Noruega podría ser un modelo a seguir en lo que se refiere a las relaciones con Bruselas: el país no forma parte de la Unión Europea, pero sí tiene acceso al mercado único. Mantiene su moneda y no participa en muchas de las políticas comunes, pero a cambio acepta el libre movimiento de personas y cumple con una gran parte de la legislación europea. También contribuye al presupuesto europeo.

- ¿Y si vivo en Escocia?

Escocia votó en 2014 en un referéndum sobre la independencia a favor de permanecer en el Reino Unido. Uno de los argumentos de los unionistas era, precisamente, que una Escocia independiente quedaría fuera de la Unión Europea. Y en este referéndum, los escoceses, igual que los irlandeses del norte, han votado por permanecer en la UE. El New York Times ya alertaba hace unos días de que el Brexit podría desunir el Reino Unido, ya que reforzaría a los independentistas escoceses y a los nacionalistas irlandeses.

Pero para esto aún falta más tiempo: no solo tendría que formalizarse la salida del Reino Unido de la UE, sino que el acuerdo resultante tendría que ser lo suficientemente desventajoso como para crear descontento en ambas regiones. Posteriormente se tendrían que aprobar y celebrar nuevos referéndums. En caso de un resultado favorable a la independencia, Escocia debería iniciar todo el proceso necesario para formar parte de la Unión, mientras que Irlanda del Norte debería arrancar todos los pasos necesarios para dejar el Reino Unido y pasar a formar parte de la República de Irlanda. No parece fácil.

Más información