Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peña Nieto pide perdón por la Casa Blanca

El presidente afirma haber sentido “la irritación de los mexicanos” tras el escándalo de la mansión de su esposa

Peña Nieto en la promulgación del Sistema Anticorrupción.
Peña Nieto en la promulgación del Sistema Anticorrupción. REUTERS

No fue la primera vez, pero el marco para hacerlo era inmejorable. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se disculpó nuevamente de forma pública por el escándalo de la Casa Blanca. En el evento donde promulgó las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción, el mandatario dijo haber sentido “en carne propia la irritación de los mexicanos”. “La entiendo perfectamente. Por eso, con toda humildad, les pido perdón”, confesó Peña Nieto ante miembros del Congreso, gobernadores, organizaciones ciudadanas y parte del gabinete.

El presidente reconoció que el reportaje difundido por la periodista Carmen Aristegui en 2014 causó “gran indignación”. La investigación reveló que el mandatario y su esposa, la actriz Angélica Rivera, poseían una lujosa mansión en una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México. La casa fue construida y vendida por una de las empresas de Juan Armando Hinojosa, que ha sido favorecido con más de 80 contratos por la Administración del presidente priísta. La revelación llevó al despido del equipo de periodistas y obligó al Gobierno a abrir una investigación por un presunto conflicto de interés. La Secretaría de la Función Pública (SFP), parte del Gobierno, no encontró delito tras meses de pesquisas.

Peña Nieto reconoció el lunes haber cometido un “error”. Dijo que los funcionarios públicos son también “responsables de la percepción que generan”. No obstante, aseguró no haber violado ninguna ley, pero que su familia resultó afectada. Además, afirmó que el caso “lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza en el Gobierno”.

Con la disculpa presidencial también llegó una nota aclaratoria emitida por el Gobierno. Poco después de que Peña Nieto entonara su mea culpa, un comunicado emitido por su Administración informó de que Angélica Rivera devolvió el inmueble el 11 de diciembre de 2014, un mes después de que se emitió el reportaje. La primera dama terminó su relación comercial con Ingeniería Inmobiliaria del Centro, propiedad del empresario Hinojosa y su Grupo Higa. "La inmobiliaria reintegró a la señora Rivera los pagos que realizó entre el 12 de enero de 2012 y el 11 de diciembre de 2014, más los intereses respectivos", informó Los Pinos, la residencia oficial mexicana. Según la SFP, la primera dama había desembolsado unos 35 millones de pesos (1.8 millones de dólares) para adquirir la mansión ubicada en Sierra Gorda 150, en Lomas de Chapultepec.

El presidente mexicano, que tiene una aprobación del 29% según un sondeo de julio, ya había pedido perdón por el escándalo que lastró su gestión. El 21 de agosto de 2015, un día después de que el secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, lo exonerara de cualquier acusación a él y a su secretario de Hacienda, Luis Videgaray, envuelto en una polémica similar. En ese entonces, el presidente ofreció "sinceras disculpas" a quienes se sintieron “lastimados o indignados” con el tema.