Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chile hace espacio al universo

El país andino construye el museo interactivo dedicado a la astronomía más importante de Latinoamérica

En apenas cuatro años, en 2020, Chile albergará el 70% de la infraestructura astronómica mundial. Las características de sus cielos del norte, que los científicos extranjeros y nacionales pretenden convertir en patrimonio de la humanidad para protegerlos de la contaminación lumínica, hacen de este país sudamericano una potencia en la investigación y observación del universo. Con el objetivo de acercar estos avances a la población, y sobre todo a los niños y niñas, Chile ha comenzado un ambicioso proyecto: Espacio Universo, el más importante sitio interactivo dedicado a la astronomía en Latinoamérica. Un museo permanente de 700 metros cuadrados que pretende convertirse en un referente a nivel mundial.

Aunque Chile no tiene un desarrollo científico tan grande, posee una especie de laboratorio natural con condiciones extraordinarias para la astronomía. De acuerdo con los científicos, es un lugar único en el mundo para poner telescopios, al menos en el Hemisferio Sur. Para la astrónoma María Teresa Ruiz, presidenta de la Academia Chilena de Ciencias, “este potencial hay que aprovecharlo para abrirles la mente a los niños hacia la ciencia”. Pero la investigadora apunta a los beneficios que este tipo de proyectos entrega a la población en general: “La astronomía ayuda a comprender que somos parte de un universo y que nuestra historia común viene de hace miles de millones de años. Cuán extraordinarios somos los seres humanos y, al mismo tiempo, cuán iguales”.

El proyecto abrirá sus puertas en diciembre de 2017 y requerirá una inversión del Estado de dos millones de dólares. Espacio Universo será parte del Museo Interactivo Mirador (MIM), un complejo fundado hace 15 años y que tiene un lema que resulta especialmente atractivo para los cerca de 400.000 visitantes que anualmente llegan a sus salas: Prohibido no tocar. Ubicado en la comuna de La Granja del sur de Santiago, una zona humilde de la capital chilena, el MIM busca ser un agente de equidad y acceso igualitario a diferentes experiencias relacionadas con la ciencia. Dependiente de la Dirección Sociocultural de la Presidencia, lo ha conseguido con éxito: es el tercer museo más visitado el país.

Espacio Universo estará instalado en un edificio de tres plantas ubicado a pocos metros del pabellón central, que antiguamente cobijó a las exposiciones temporales y, en algún momento, a un acuario privado por el que había que pagar una entrada aparte. En los jardines del MIM, todos los días y a cualquier hora se pueden observar decenas de chavales acompañados de sus padres o de sus profesores. Parecen estar jugando pero, en realidad, están aprendiendo con todos sus sentidos. En el fondo del paisaje, la cordillera de Los Andes en todo su esplendor, como pocas veces se puede observar desde Santiago de Chile, cada vez más contaminado y plagado de edificios de inmensa altura.

Espacio Universo representará un crecimiento del 10% de la superficie expositiva del museo y contempla 50 módulos de muestra permanente que estarán divididas en seis zonas con distintas temáticas: el Sistema Solar, la vida de las estrellas, la Vía Láctea, las galaxias, el Universo temprano y los diferentes tipos de observación del cielo, donde se destacarán las ventajas del territorio chileno como lugar privilegiado para la exploración del cosmos. “Un estudio de 2015 indica que el 78% de la ciudadanía cree que la astronomía es una valiosa herramienta para mejorar las percepciones en torno a nuestro país en el extranjero”, informa Myriam Gómez, directora de Imagen de Chile. 

El nuevo espacio del museo está patrocinado por los más importantes observatorios mundiales con presencia en Chile, como el Atacama Large Millimeter Array (ALMA), y su muestra estará organizada en torno a dos interrogantes que se complementan: ¿Cómo entendemos el universo hoy? ¿Cómo exploramos el cielo desde nuestra posición en la Tierra?

Para la directora ejecutiva del MIM, Orieta Rojas, “se trata de un espacio único en Latinoamérica y uno de los pocos en el mundo de estas características por el tipo de contenidos, la metodología de exhibición lúdica y las dimensiones del espacio”. Una de las experiencias sensoriales más atractivas que tendrá Espacio Universo fue presentada esta semana: mediante realidad virtual, el visitante puede experimentar ser eyectado desde la Tierra y, aparentemente en medio de la órbita, escoger entre viajar al Sol o Júpiter. Y presenciar algunos de los sucesos astronómicos más extraordinarios.

Más información