Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herido el líder rebelde prorruso de Lugansk en un atentado con bomba

Ígor Plotnitski, presidente de la república separatista, es operado de urgencia, aunque su vida no corre peligro

Igor Plotnitski, en una imagen de archivo.
Igor Plotnitski, en una imagen de archivo. AP

Ígor Plotnitski, presidente de la autoproclamada República Popular de Lugansk (RPL), en el este de Ucrania, ha sufrido un atentado con bomba en el que resultó gravemente herido. El líder separatista prorruso ha tenido que ser operado de urgencia y, según el primer ministro de Lugansk, Serguéi Kozlov, su vida ya no corre peligro. El atentado fue perpetrado en la mañana de este sábado, cuando una bomba explotó en la ruta por la que iba el todoterreno de Plotnitski, cerca del cruce de las calles Karpinski y Vatutin de la ciudad de Lugansk, capital de esta región rebelde.

El artefacto explosivo detonó al paso del automóvil y causó heridas a otras dos personas que iban con Plotnitski, presumiblemente personal de seguridad del líder separtista, y daños en las fachadas de los edificios cercanos. Las autoridades culpan del atentado, que han calificado de terrorista, a grupos de sabotaje ucranios, acusación usual en este tipo de incidentes, aunque algunos observadores consideran que el ataque contra Plotnitski puede ser producto de rencillas internas de los prorrusos.

El año pasado, la provincia de Lugansk vivió una serie de atentados contra los comandantes de los destacamentos armados de la RPL. Como resultado de ellos, fueron liquidados Alexéi Mozgovói, de la brigada Prisrak (Fantasma) y Pável Dremov. Ambos asesinatos fueron relaciones con la redistribución de las parcelas de influencia en la zona rebelde.

Lugansk, junto con Donetsk, constituyen las dos zonas del este de Ucrania que se negaron a reconocer el gobierno instaurado después de la caída de Víktor Yanukóvich, lo que condujo a un enfrentamiento armado con los voluntarios leales a Kiev y las fuerzas oficiales ucranias. Aunque gracias a los acuerdos de Minsk está vigente un alto el fuego, los tiroteos, de los que las partes se acusan mutuamente, son frecuentes.

A pesar de que oficialmente Lugansk acusa a Kiev de estar tras el atentado contra la vida de Plotnitski, el representante de la autoproclamada república en las negociaciones de paz, Vladislav Deinego, aseguró que "ninguna provocación podrá influir en el proceso de Minsk" y que este "seguirá adelante". Las autoridades de Kiev, mientras tanto, aseguraron no estar implicadas en el atentado. Alexandr Motuziankik, representante de la administración presidencial ucrania para la operación militar en Donbás, aseguró que no tienen nada que ver con el ataque. "No tuvimos participación alguna, simplemente porque no tiene lógica y [el atentado] no resuelve ningún problema", declaró, agregando que el incidente seguramente es producto de "la lucha interna por el poder".

Ígor Plotniski, militar de 52 años nacido en Ucrania, se convirtió en ministro de Defensa de los rebeldes prorrusos de Lugansk en mayo de 2014 y tres meses después, al renunciar Valeri Bólotov, asumió la presidencia de la RPL.