Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aterriza en Cuba el primer vuelo regular desde EE UU en medio siglo

Los primeros vuelos viajan a provincias cubanas, todavía no hay licencias para operar en La Habana

Pasajeros a bordo del primer vuelo a Cuba desde EE UU en más de medio siglo

El vuelo 387 de JetBlue despegó de Fort Lauderdale, Florida, rumbo a Santa Clara, Cuba, minutos después de las 10 de la mañana de este miércoles y llegó en menos de una hora a su destino, afianzando un poco más la normalización de relaciones iniciada por Washington y La Habana hace casi dos años. A bordo del Airbus A320 viajaban 150 pasajeros, sus maletas y el gran peso de la historia como el primer vuelo comercial regular directo entre Estados Unidos y Cuba en más de medio siglo.

"Muchas gracias por estar en este vuelo histórico", saludó el capitán de la aeronave, el cubanoamericano Mark Luaces, poco antes del despegue a los pasajeros, entre los que estaba el secretario de Transporte de EE UU, Anthony Foxx. Poco antes, el embajador cubano en Estados Unidos, José Ramón Cabañas, había celebrado el "histórico" momento, tras cortar la cinta inaugural en el aeropuerto floridano junto al director ejecutivo de la compañía, Robin Hayes, que también abordó el avión.

Aterriza en Cuba el primer vuelo regular desde EE UU en medio siglo

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, saludó como “otro paso adelante” en la normalización de relaciones el restablecimiento de los vuelos regulares interrumpidos desde 1961. El primer vuelo regular estadounidense ha tocado tierra cubana pocos días después de que se cumpliera un año desde que Kerry viajó por primera vez también a La Habana para reabrir la embajada estadounidense en la isla, otro de los hitos del acercamiento bilateral tras más de medio siglo de antagonismo.

La aerolínea low cost se ha convertido en la primera en lanzar vuelos regulares desde Estados Unidos a Cuba tras la normalización de relaciones iniciada el 17 de diciembre de 2014, pero no será la única. El jueves comienzan los trayectos comerciales de la aerolínea Silver Airways, también a Santa Clara, mientras que American Airlines volará a partir del 7 de septiembre a Holguín y Cienfuegos.

El destino más deseado, La Habana, por donde entra el 50% de los viajeros internacionales, se hará esperar aún un tiempo, ya que todavía están en proceso de aprobación final las licencias para operar vuelos a la capital cubana. Se prevén un total de 20 vuelos diarios de ida y vuelta a La Habana una vez se establezca el solicitado servicio, que se unirán a los 90 viajes al resto de los aeropuertos cubanos habilitados.

El restablecimiento de los vuelos tampoco significa que, por ahora, los estadounidenses tengan vía libre para viajar a Cuba. Realizar turismo en la isla sigue estando oficialmente prohibido y, para poder viajar, los estadounidenses tienen que calificar dentro de una de las 12 categorías de viaje permitidas, como viajes culturales o religiosos. Aun así, se espera que con el restablecimiento de vuelos directos regulares impulse más las visitas de estadounidenses a la isla y, sobre todo, aumente la presión para que el Congreso levante de una vez la prohibición de hacer turismo en Cuba.

La prohibición “no es consistente con nuestros valores como una sociedad libre y sofoca el crecimiento económico en Cuba”, criticó James Williams, presidente de Engage Cuba, un grupo de organizaciones que presiona por el levantamiento del embargo contra la isla.

"Los vuelos regulares entre EE UU y Cuba alcanzarán real potencial solo cuando termine la prohibición de viajes a Cuba aún vigente por el bloqueo", coincidió la responsable cubana de las negociaciones para la normalización de relaciones con Washington, Josefina Vidal, en los pasados días.

Hasta ahora, para llegar en avión a Cuba desde Estados Unidos había que viajar haciendo escala en un tercer país o en vuelos chárter muy caros, complicados de reservar y de horarios imprecisos.

El Departamento de Transporte estadounidense aprobó en junio las licencias de seis aerolíneas estadounidenses para operar vuelos directos entre cinco ciudades norteamericanas (Miami, Fort Lauderdale, Chicago, Minneapolis y Filadelfia) y nueve cubanas (Camagüey, Cayo Coco, Cayo Largo, Cienfuegos, Holguín, Manzanillo, Matanzas, Santa Clara y Santiago de Cuba). El artífice del acuerdo, el secretario Foxx, tiene previsto continuar hasta La Habana y reunirse con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, según la prensa local.

El acuerdo para reanudar los vuelos comerciales directos fue anunciado en el primer aniversario de la normalización de relaciones y ratificado mediante un memorando de entendimiento firmado en La Habana en febrero. Desde entonces, las autoridades de transporte estadounidense y cubanas negocian las licencias de vuelos.

Las rutas entre EE UU y Cuba estarán por el momento en manos de aerolíneas estadounidenses. Las isleñas como Cubana de Aviación no pueden operar todavía por temor, sobre todo, a que sus aparatos sean incautados al tocar territorio estadounidense en respuesta a las sentencias millonarias pendientes contra el Estado cubano en EE UU. Sin embargo, el viceministro de Transporte cubano, Eduardo Rodríguez, dijo esta semana que se han iniciado las gestiones para obtener los permisos, sin precisar una fecha.

Más información