Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas se manifiestan en São Paulo ante la casa del presidente de Brasil

La protesta pidiendo la salida de Michel Temer reúne a 15.000 manifestantes, según los organizadores

Al grito de "Fuera Temer" y "Directas ya", una multitud se ha manifestado hasta la casa del presidente Michel Temer, en la zona oeste de São Paulo, en la noche de este jueves (madrugada del viernes en España). Guilherme Boulos, líder del MTST y uno de los convocantes de la marcha, aseguró que unas 15.000 personas participaron en la protesta. La Policía Militar no ha divulgado ningún cálculo de manifestantes. Esta ha sido la tercera manifestación contra el presidente en esta semana y, al igual que la del miércoles, terminó sin que actuara la policía.

Manifestación de rechazo a Temer de esta madrugada.
Manifestación de rechazo a Temer de esta madrugada. AP

La marcha duró cerca de hora y media hasta llegar ante la casa del presidente, aunque este no reside en la actualidad en ese domicilio. La residencia estaba cercada con rejas bajas y escoltada por policías militares y de antidisturbios (Batallón de Choque). Allí, los manifestantes pidieron la salida del presidente, y el petista Eduardo Suplicy propuso la celebración de un plebiscito para que la población decida si quiere o no que Temer permanezca en el poder. Después, los manifestantes se dispersaron pacíficamente.

Una nueva manifestación está convocada para este domingo, a partir de las dos de la tarde, en la avenida Paulista, la principal arteria de la ciudad. Según Guilherme Boulos, se espera la participación de un gran número de personas. "Vinimos hasta aquí hoy porque este lugar es simbólico", dijo Boulos al ser preguntado sobre por qué se había ido a la casa de Temer. "Pero nuestra gran esperanza está puesta en el domingo".

Boulos afirmó que los convocantes habían informado previamente a la Policía Militar sobre el trayecto de la marcha. Pocas horas antes de la manifestación, representantes de algunos movimientos sociales, de la secretaría de Seguridad Pública, de la secretaría de Derechos Humanos, de la Orden de los Abogados del Brasil (OAB) y de la Defensoría Pública participaron de una reunión convocada por el Ministerio Público [fiscalía] de São Paulo.

El procurador-general de Justicia de São Paulo, João Paulo Ismani, aseguró que ha sido creado un grupo de trabajo con las citadas organizaciones para elaborar un "protocolo de prácticas" para aplicar en las manifestaciones que se suceden en Brasil tras la destitución de Dilma Rousseff. Aún no hay una fecha para que el grupo comience a trabajar.