Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mexicanos Primero critica los recortes en la educación

La organización cuestiona la viabilidad de una de las reformas estrella de Peña Nieto

Niños a las afueras de una escuela en Sonora, norte de México.
Niños a las afueras de una escuela en Sonora, norte de México. Notimex

El recorte en educación previsto en la propuesta de los Presupuestos Generales de México para 2017 "amenaza la viabilidad" de una de las reformas estrella del Gobierno de Enrique Peña Nieto, según denuncia la organización Mexicanos Primero. La reducción que se plantea en el borrador es de casi un 5% y los principales afectados son los programas que contempla la reforma educativa. David Calderón, director de la ONG, que lucha por la modernización del sistema, resumió la situación con un ejemplo: "Es como si quedamos todos en ir a Guadalajara en coche, pero no contamos con el gasto de las casetas".

Desde la Secretaría de Educación Pública insisten en que este no es el presupuesto definitivo. "Puede que se mantenga en términos de monto, pero no quiere decir que sean esas las partidas afectadas. El secretario va a luchar para que las medidas prioritarias no se vean mermadas por los recortes", señala el director de prensa de la Secretaría, Eduardo Gutiérrez Campos, a este diario. "Hay espacios donde sí se va a tener que recortar, porque no hay dinero, pero se va a intentar que no sea en aquellos que consideramos más importantes", añade Gutiérrez.

Las prioridades para el ministerio son: el fortalecimiento de la escuela (programas de apoyo para la calidad), la infraestructura (que se realiza a través de bonos, hasta 50.000 millones de pesos), el desarrollo profesional docente (tanto la evaluación como la capacitación), la implantación del nuevo modelo educativo, el programa de equidad e inclusión, la vinculación de la escuela con el mundo laboral y la reforma administrativa, que busca ahorrar recursos. 

Pese a las promesas del Gobierno, la organización Mexicanos Primero se mantiene escéptica en algunos puntos y este lunes ha presentado un informe donde critica, además de los recortes, la desaparición de algunos programas de la reforma educativa, un proyecto que comenzó hace tres años y que pretendía transformar un modelo educativo con más de 70 años de antigüedad. Ahora este queda en tela de juicio debido a la caída de los precios del petróleo, una de las principales fuentes de financiación de México, y la escasa recaudación de impuestos que han obligado a hacer drásticas reducciones en el gasto.

Los presupuestos, que deben aprobarse antes de diciembre, contemplan en una primera versión recortes en uno de los puntos más irritantes de la reforma: la evaluación y la formación de los maestros.  Aunque desde la Secretaría señalan que esto no se verá afectado, la organización destaca que se ha planteado una reducción del gasto de un 30%. El director de la ONG añadió que los programas de evaluación de alumnos como Planea o PISA, que funcionaban "bajo mínimos", ya no están garantizados para el año próximo. "Si uno de los pilares de la ley es el aprendizaje de los niños, sin estos métodos de control no podremos diagnosticar nunca si estamos haciendo bien las cosas", denunció Calderón.

La financiación del programa para la educación inicial de los niños de cero a seis años ha sido eliminada, según han documentado en Mexicanos Primero, y las becas para los niños indígenas de educación básica se han reducido en un 30%, siempre en la primera versión de los presupuestos. El organismo criticó que la única partida que no se ha visto mermada en su financiación, sino que ha aumentado, ha sido la destinada a pagar los servicios administrativos (que no incluye los salarios de los maestros de educación básica). "México es el país de la OCDE que más personal administrativo ofrece por cada profesor, uno por cada tres. La proporción es mayor que en China, Rusia y Brasil", remató Calderón.

Lagunas insalvables

Las carencias que ya existían en infraestructuras escolares —uno de cada dos colegios de zonas marginadas no tiene sanitarios y la gran mayoría no cuenta con un sistema de drenaje— "no mejorarán", según los datos del organismo. Los presupuestos contemplan una reducción del 72% en los programas dedicados a esta función y priorizan otro proyecto diferente (Escuelas al Cien) que, según la ONG, "ha demostrado su ineficacia". Desde la Secretaría explican esta reducción en los programas vigentes de infraestructura porque van a priorizar el programa de bonos, por el que plantean gastarse hasta 50.000 millones de pesos. 

Mexicanos Primero concluyó que si finalmente se aprueba este recorte presupuestal y la distribución del gasto planteada, se producirían "más desigualdades y se perpetuaría la exclusión". "Si anuncias un gran cambio [la reforma educativa] y este no ocurre, porque dices que no hay dinero, nadie te va a creer el día de mañana", remató Calderón.

Gasto y resultados, una ecuación sin resolver

El gasto medio por alumno es uno de los mayores del mundo y ronda los 20.000 pesos (unos 1.000 dólares). Sin embargo, la cantidad final que llega al estudiante es muy baja. El informe calcula que un 86% se emplea en el pago de salarios, de manera que el dinero destinado a formación, infraestructuras, material y otros servicios, no llega a los 3.000 pesos (150 dólares) por estudiante. Esto se reduce a menos de la mitad para los más necesitados, aquellos que estudian en escuelas indígenas.

Por otro lado, las pruebas nacionales de conocimientos, Planea, reflejan los malos resultados de los alumnos en el ámbito nacional. Un 60,5% de los niños de sexto de primaria reprueba matemáticas y un 50% no es capaz de comprender adecuadamente un texto. En la evaluación PISA más reciente, México se situó en el lugar 48 de los 65 países participantes. Quedó cuatro lugares por detrás de Kazajistán, aunque por delante de Brasil, Argentina, Colombia y Perú.