Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Después del ‘sí’, mucha paciencia”

El senador Antonio Navarro Wolff habla del proceso de paz en los Premios Gabo

Antonio Navarro Wolff en el Senado de Colombia. Ampliar foto
Antonio Navarro Wolff en el Senado de Colombia.

Antonio Navarro Wolff, exjefe del ejército guerrillero M-19, negociador por la paz en Colombia en 1984 (con Belisario Betancur) y en 1990 (con Virgilio Barco), explicó en el Festival Gabo que se desarrolla en Medellín que Gabriel García Márquez le ayudó a salir de su país a México "para salvar mi vida" después del atentado que sufrió en 1985. Y después, el Nobel no sólo le ayudó a salvar la espada de Bolívar, el emblema de su ejército guerrillero, sino que contribuyó a la campaña política que el M-19, una vez integrado en la vida política colombiana, lo tuvo a él como candidato, tras el asesinato, en pleno vuelo, de su máximo líder, Carlos Pizarro.

A Navarro Wolff, que es senador y apoya firmemente el en el plebiscito que tiene lugar este domingo sobre los acuerdos de Paz, le falta una pierna, tiene cierta dificultad para expresarse, pero habla del atentado que le produjo esas secuelas como una anécdota más de una vida que ahora asume como una aventura que acabará bien. Al fin, dice, habrá paz en Colombia.

Él no concibe otra respuesta que el . "El , el yes o el oui". ¿Y no ha caído en la cuenta de que "no" se dice casi igual en todas esas lenguas? "No había caído. Y no estoy en contra de la palabra 'no', pero en este caso se me hace imposible decirla".

Navarro Wolff habló junto a Ana María Busquets, la viuda de Guillermo Cano, legendario periodista que fue asesinado por el narcotráfico hace treinta años. Ella también apoya el . La periodista Ana Cristina Navarro, que ha hecho una larga carrera en España y en Colombia, donde nació, le preguntó si había perdonado a los que mataron a su marido. "El perdón es algo íntimo. Nadie me lo ha pedido. El perdón no justifica el acto criminal. Nuestro propósito, tras el asesinato, ha sido el de vivir tranquilos, transmitiendo a los hijos y a los nietos la alegría que les impidieran vivir con ese dolor todas sus vidas. Que vivieran sin rencor, sin ganas de venganza. No se trata de perdonar pero sí de mantener la esperanza en una reconciliación con la humanidad".

Navarro Wolff hizo una encuesta improvisada entre la audiencia, con mayoría de jóvenes: ¿Quiénes votarían por las FARC si éstas asumen el ejercicio de la política en 2018? Levantaron la mano seis, de 250.

Al principio de la sesión, titulada "Hacedores de la paz", Ana Cristina Navarro proyectó un vídeo de 1990, cuando se reclamaba que triunfara el proceso de paz abierto entonces. Entre los que se manifestaron a favor en una plaza de Bogotá estaba Gabriel García Márquez, que fue filmado firmando ("Gabriel") esta frase: "Viva la paz con los ojos abiertos". Esa respuesta, dijeron Navarro Wolff y la viuda de Cano, que fue gran amigo personal del escritor, sería la que hoy daría García Márquez.

¿Y después del ? “Como decía un chino de las telenovelas que yo veía hace años, paciencia, hay que tenel mucha paciencia”, dijo Navarro Wolff.

Más información