Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista / Miguel Ángel Yunes gobernador electo de Veracruz

“Hay una maniobra para evitar que Duarte pise la cárcel”

Trás el vacío de poder en Veracruz por la renuncia del gobernador, el mandatario electo pide la llegada del ejército y denuncia que quieren impedir que llegue al poder

El gobenrador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes EFE

Durante los próximos 48 días, cuando tomará posesión Miguel Ángel Yunes, del Partido Acción Nacional (PAN), Veracruz estará en manos de un gobernador interino tras la renuncia el lunes de Javier Duarte, del Revolucionario Institucional (PRI)

El que se fue, Duarte, de 43 años, es repudiado por su partido, de donde fue practicamente expulsado, y dejó del cargo para enfrentar 53 denuncias, de todas las fiscalías posibles, con acusaciones que van del enriquecimiento ilícito, a fraude o lavado de dinero.

El que llega, Yunes, de 63, también está en el punto de mira de la Procuraduría (PGR) por los papeles de Panamá y un posible fraude con los 11 inmuebles y siete empresas de su propiedad.

Es urgente la intervención del Ejército, la Marina y la Policía Federal ante la violencia que se vive en Veracruz

Sin embargo, el odio entre ambos es tal, que tantas posesiones no han impedido que la pelea se parezca más a una riña de cantina que al traspaso de poderes entre los gobernadores del tercer estado más poblado de México. Un estado quebrado económicamente y asediado por la violencia. Sólo en los últimos once días han sido ejecutadas 40 personas debido a la disputa entre cárteles que trafican con droga, migrantes o gasolina.

Tras la renuncia el lunes de Duarte, a través de un video grabado en un despacho de caoba, con muchas banderas de México y una enorme foto de Enrique Peña Nieto con la banda presidencial, Yunes anunció que una vez que tome posesión tirará de la manta y pide la intervención del gobierno central para frenar la violencia. La oposición, sin embargo, va tras él. Desde el 1 de diciembre también disfrutará de inmunidad.

Pregunta. ¿Duarte tenía que irse antes de concluir su gestión?

Respuesta. Era inaplazable tanto como por una razón jurídica como política. Veracruz se encuentra en una crisis de desempleo, violencia y pobreza brutal y el gobernador no estaba atendiendo las necesidades. Pero debió haberse quedado a enfrentar la crisis y no cubrirse con el PRI. Al pedir licencia quieren engañar a la población diciendo que puede ser procesado y eso es mentira, porque aunque pida licencia (renuncia) mantiene el fuero.

P. ¿Hubo pacto con Los Pinos -sede de la presidencia de México- para la salida de Duarte?

R. No lo sé. No lo sé.

P. ¿Irá Duarte a la cárcel?

R. Hay una maniobra evidente para evitarlo y el PRI, a través de su presidente nacional- Enrique Ochoa- está simulando que actúan contra Duarte. Insisto puede pedir licencia , pero mantiene el fuero que impide que sea procesado. Duarte ya nunca volverá a ser candidato a nada y no le importan tener o no derechos políticos lo que le importa es irse con las bolsas llenas y en total impunidad. Deja un Veracruz pobre, quebrado, e incendiando.

P. ¿El gobierno central debe intervenir Veracruz?

R. Es urgente que el Gobierno Federal tome decisiones en materia de seguridad pública como lo hizo en el Estado de México. Necesitan enviar Ejército, Marina o Policía Federal a coordinar la seguridad en Veracruz porque Duarte coludido con el crimen organizado, como hizo su antecesor Fidel Herrera, cónsul en Barcelona, no hizo nada para frenar la ola delictiva.

P. Hay investigaciones en marcha también contra usted, ¿Por qué dice que quieren impedir que tome posesión?

R. Porque llegué a la médula de la corrupción y hoy sé perfectamente quiénes fueron los beneficiarios, que pasó con los miles de millones de pesos robados y adonde fueron a dar. Saben que voy a proceder con toda la energía no sólo para sancionar a quienes llevaron a Veracruz a la ruina, sino también para combatir la corrupción en todos los niveles.

P. Usted es un veterano de la política como para saber que llegar el cargo enfrentado al Gobierno central no parece una buena estrategia

R. No, no me enfrento al gobierno central. Me enfrento a la corrupción venga de donde venga. Tengo respeto por el presidente de la República, el Secretario de Marina, de Gobernación. Los necesitamos en Veracruz para ayudarnos a solucionar esta crisis. Simplemente Duarte implementó una estrategia para robarse el dinero de los veracruzanos. Esa estrategia pasó por muchas manos y yo tengo esa información.

P. ¿Y qué dicen esas informaciones que harán “cimbrar” el país?

R. Me he dedicado en los últimos meses a averiguar qué pasó con el dinero que Duarte robó y como se benefició él, sus cómplices, quiénes son sus cómplices. Todo eso tiene derecho a saberlo los veracruzanos. A partir del primero de diciembre se sabrá a donde fue cada peso robado.

Más información