Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de una visión a largo plazo lastra el crecimiento económico en Latinoamérica

Políticos y economistas debate sobre el futuro de la región en el IV Foro Multilatinas de AméricaEconomía

Luis Felipe Céspedes, ayer durante el VI Foro Multilatinas, en Santiago de Chile.
Luis Felipe Céspedes, ayer durante el VI Foro Multilatinas, en Santiago de Chile.

Latinoamérica está demasiado centrada en la coyuntura y poco pendiente del largo plazo, "en parte porque el monstruo del populismo no ha sido plenamente derrotado". Sobre este punto de vista del economista y exministro chileno Andrés Velasco gravitó ayer la primera jornada del VI Foro Multilatinas de AméricaEconomía que se celebra en Santiago de Chile y que durante dos jornadas debatirá sobre las nuevas rutas y oportunidades de las firmas latinoamericanas con inversiones directas en terceros países.

Para el profesor de la Universidad de Columbia y titular de Hacienda en el primer Gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010), el chileno Andrés Velasco, por primera vez en mucho tiempo existen algunos rayos de optimismo para la evolución de la economía política en América Latina. Sin embargo, según su criterio, en la región se ha prestado mucha atención a la coyuntura y poca a las políticas de fondo: el "tremendo problema de crecimiento de largo plazo que ningún país lo está abordando debidamente", reflexionó Velasco ante un auditorio multinacional en un hotel de la capital chilena.

A su juicio, pese al pesimismo de su sentencia inicial, existen algunos elementos para sugerir que el populismo va en retirada en la región. Velasco enumeró las elecciones en Argentina y en Perú, los resultados electorales de 2015 en Venezuela, el nuevo Gobierno brasileño y su disposición a hacer cambios, los rechazos a las elecciones indefinidas en Bolivia y Ecuador y, pese al resultado del referéndum, los nuevos aires que se respiran en Colombia. "Podemos ser optimistas respecto del retiro del monstruo populista en América Latina, aunque debemos tener cuidado", sentenció.

"Hambre de reformas"

De acuerdo al economista, que fue el principal colaborador de Bachelet en su primera Administración, efectivamente, los ciudadanos latinoamericanos son más informados y exigentes que en el pasado y, en los últimos años, se han aburrido de la corrupción y de vivir al límite. Pero la economía influye en la política y, según Velasco, cuando el crecimiento está estancado suele aparecer mucho voto de castigo hacia el Gobierno de turno, "lo que no necesariamente es bueno".

"El desafío para países como Brasil y Argentina es que la inflación baje y que la economía empiece a recuperarse antes de sus respectivas elecciones. Debe haber hambre de estabilización y de reformas, pero las cosas hay que hacerlas rápido para que los ciudadanos empiecen a percibir que estos cambios son a favor de ellos y no a favor de una élite", señaló Velasco, que asegura que los inversionistas del mundo han vuelto a mirar a nuestra región. ¿Por qué América Latina está de moda? "Porque los commodities al menos dejaron de caer, lo que es muy tranquilizador. Ayuda a esta percepción que el resto del mundo se vea muy mal. Cuando todos andan mal, una región que anda levemente menos mal se ve muy bien".

El encuentro de AméricaEconomía, en el que interviene una treintena de panelistas de diferentes países de la región y de España, fue inaugurado por el ministro de Economía chileno, Luis Felipe Céspedes. Tras analizar los pilares de la solidez económica de Chile de las últimas décadas —como la calidad de sus instituciones y la estabilidad del sistema financiero—, Céspedes indicó que resulta clave mejorar los índices de productividad. "Necesitamos una estrategia para ser capaces de diversificar y sofisticar nuestra matriz productiva, utilizando los sectores donde el país tiene ventajas comparativas", aseguró el ministro.

Con la celebración de diferentes paneles de discusión, como los desafíos de las nuevas fronteras para las multilatinas, el futuro del Internet de las cosas y las nuevas alianzas de negocios entre Chile y el resto de América Latina, destacados empresarios de la región compartirán sus estrategias para seguir expandiéndose. Junto con el canciller chileno, Heraldo Muñoz, que expuso sobre el creciente papel de las empresas latinoamericanas en el comercio chileno, una de las autoridades destacadas que participarán este jueves en el evento será la segunda vicepresidenta del Perú, Mercedes Aráoz, que expondrá sobre los planes de Gobierno del liberal Pedro Pablo Kuczynski, que ganó las elecciones en junio.

Más información