Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama critica al director del FBI: “No actuamos a partir de insinuaciones”

El presidente habla por primera vez de la carta de Comey sobre la nueva investigación a Clinton

Tras días de silencio, el presidente Barack Obama entró este miércoles de lleno en la tormenta política en Estados Unidos desatada por el anuncio del FBI sobre una nueva investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton. Obama criticó la decisión del director de la agencia, James Comey, al que nombró en el cargo, de divulgar las pesquisas sobre la candidata demócrata en la antesala de las elecciones presidenciales.

El presidente de EE UU, Barack Obama.

“Creo que hay una norma que [establece que en] investigaciones no actuamos a partir de insinuaciones, no actuamos a partir de información incompleta y no actuamos a partir de filtraciones”, dijo el presidente en una entrevista, grabada el martes, a NowThis News, una publicación online.

Obama no menciona directamente a Comey en la entrevista, pero es inusual, aunque implícitamente, que un presidente censure abiertamente a un alto cargo de su Gobierno.

Es decir, Obama considera, igual que demócratas y algunos republicanos, que Comey debería haber seguido las directrices del Departamento de Justicia, del que depende el FBI, que recomiendan no comentar investigaciones en curso ni interferir en el proceso electoral.

En la polémica carta que mandó el viernes al Congreso, el director admitió que desconocía si los nuevos documentos aportarían datos relevantes. Pero esgrimió que se sentía obligado a informar a los legisladores tras haber dado por cerrada la investigación al servidor privado de correo que usó Clinton como secretaria de Estado en el primer mandato de Obama, entre 2009 y 2013.

En la entrevista, el demócrata Obama, que se ha volcado en la campaña de Clinton, defendió que las autoridades actúan a partir de “decisiones concretas” y recordó que el FBI exoneró en julio a la candidata de cualquier delito con su email privado. El portavoz de la Casa Blanca dijo el lunes que el presidente mantiene su aprecio a Comey.

Las palabras de Obama garantizan que el FBI se mantendrá en el epicentro de la campaña hasta las elecciones del próximo martes. También lo hace la cascada de informaciones sobre casos recientes vinculados a los entornos de Clinton y Trump que la agencia decidió mantener ocultos para evitar la percepción de que podía interferir en los comicios.

El equipo de Clinton acusa a Comey de tener un “doble estándar”, mientras el de Trump ha enterrado sus críticas pasadas al director del FBI y ahora ensalza su valentía.

Según el diario The New York Times, el FBI siguió el pasado verano la recomendación del Departamento de Justicia de no dar pasos que hicieran públicas sus investigaciones preliminares a los lazos ucranios de Paul Manafort, expresidente de la campaña de Trump, y a las relaciones entre Clinton y los donantes de su fundación.

Para complicar más las cosas, el FBI publicó el martes un mensaje en Twitter sobre sus archivos de la investigación al controvertido perdón presidencial que concedió Bill Clinton, en su último día en la Casa Blanca, a Marc Rich, un fugitivo donante demócrata. Según el FBI, la publicación fue automática, pero eso no apaciguó el malestar de la campaña de Hillary Clinton. A principios de octubre, la agencia difundió sus archivos sobre el padre de Trump.

Más información