Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Rodolfo Stavenhagen, sociólogo mexicano defensor de los derechos indígenas

Profesor emérito del Colegio de México, en 1997 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes

Fotografía sin fechar de Rodolfo Stavenhagen. EFE

Rodolfo Stavenhagen, sociólogo, investigador y profesor emérito del Colegio de México, falleció este sábado a los 84 años en Cuernavaca, una ciudad situada a poco más de una hora de la capital del país. Defensor de los derechos humanos de los pueblos indígenas, en 1997 Stavenhagen recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes.

Nacido en Fráncfort (Alemania) en 1932, llegó a México en 1940, donde estudió Sociología en la Universidad Nacional Autónoma de México y obtuvo la nacionalidad en 1949. También estudió Artes en la Universidad de Chicago, cursó la maestría en Antropología Social en la Escuela Nacional de Antropología e Historia y obtuvo el doctorado en Sociología en la Universidad de París.

Stavenhagen ejerció como primer relator especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas entre 2001 y 2008. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores de México, fue docente en la UNAM y profesor invitado en las universidades de Harvard, Stanford, París, Ginebra y de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro.

Su obra incluye títulos como Siete tesis equivocadas sobre América Latina, La cuestión étnica, Derechos humanos de los pueblos indígenas, Conflictos étnicos y Estado nacional, y Derecho indígena y derechos humanos en América Latina.

Rodolfo Stavenhagen fue también fundador del Centro de Estudios Sociológicos del Colegio de México y presidente de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), donde recibió el título Honoris Causa.

"Lamento el deceso del Dr. Rodolfo Stavenhagen. Sus investigaciones serán siempre necesarias en el reconocimiento de los pueblos indígenas", expresó el secretario de Cultura de México, Rafael Tovar y de Teresa, a través de la red social Twitter.

La Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos manifestó a través de un comunicado sus condolencias por la "muerte de un mexicano universal" y subrayó que los pueblos indígenas pierden con él "a uno de sus grandes aliados", aunque las causas por las que luchó "siguen vigentes".