Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 10 insultos de Donald Trump a México

Las ofensas del republicano a los mexicanos han sido una constante en su campaña presidencial

Trump en un evento de la campaña este jueves en Florida. AFP

Los ataques y los insultos han sido el sello de la campaña de Donald Trump y México ha sido uno de sus blancos predilectos. El candidato republicano llamó a los mexicanos “violadores” y “criminales” apenas anunció su postulación, hizo del “muro” que supuestamente va a pagar el país vecino uno de sus estandartes electorales, no se cansó de acusar a los inmigrantes indocumentados de la fuga de empleos y dinero durante los debates y antes se dio el tiempo, incluso, de meterse con el ganador del Oscar, Alejandro González Iñárritu.

La visita del magnate a la residencia oficial de Los Pinos en septiembre pasado, el mes patrio, fue la cereza en el pastel de una candidatura que indignó a México y al mundo. “Amo a los mexicanos, pero México no es nuestro amigo”, ironizó Trump en el arranque de las primarias republicanas y de las ofensas hacia más de 120 millones de habitantes y 30 millones de personas de origen mexicano en Estados Unidos.

1. “Cuando México envía a su gente, no nos mandan a los mejores. Nos mandan gente con un montón de problemas, que traen drogas, crimen y son violadores”

Trump pintó desde el inicio de su campaña en junio de 2015 el panorama de Estados Unidos como una nación apocalíptica y humillada internacionalmente. México, junto a países como Japón o China, se “burlaba” de su “estupidez” e “ingenuidad económica”, afirmó en su primer discurso como precandidato. El mensaje hizo eco tanto al sur de la frontera como entre los sectores más xenófobos y conservadores del electorado.

2. “Los mexicanos nos están matando en la frontera”

El magnate dijo que los migrantes ilegales eran una amenaza que mataba (literalmente) a los estadounidenses de los Estados fronterizos y que los aniquilaba (metaforícamente) en temas económicos. “¡Peleemos!”, fue su grito de batalla dos semanas después de postularse.

3. “Construiré un gran muro y voy a hacer que México pague por él”

Ambos países comparten más de 3.100 kilómetros de frontera. Trump apeló a su experiencia como magnate inmobiliario para resolver la “fuga de empleos y de dinero” hacia el sur. La primera alusión al muro llegó en el primer día de la precampaña republicana. Increpado por los medios, Trump hizo un “simple cálculo” y aseguró en febrero que costaría 8.000 millones de dólares, una “fracción diminuta” de lo que se lleva México gracias a la porosidad de la línea fronteriza y que absorbería por completo el Gobierno mexicano, según sus palabras.

4. “Estados Unidos está pagando el precio del escape de El Chapo, se los dije”

El escape de Joaquín Guzmán Loera El Chapo en julio del año pasado puso en el punto de mira al Gobierno de Enrique Peña Nieto. La increíble historia del túnel de 1.500 metros de longitud que permitió la fuga del narcotraficante repercutió en el cuartel de campaña del republicano, quien no desaprovechó la oportunidad para criticar a las autoridades mexicanas y criminalizar a la población mexicana en Estados Unidos. “Ellos se quedan con el dinero y nosotros con los asesinos, la droga y el crimen”, añadió en su cuenta de Twitter un día después.

5. “Nuestros trabajos están dejando el país y se van a México, y a muchos otros países”

Trump dedicó el inicio del primer debate con Hillary Clinton a insistir en la amenaza económica que representan México y China. El republicano insinuó que el vecino del sur había aumentado los impuestos a las importaciones estadounidenses y que eso había inclinado la balanza comercial a favor de sus socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Esta afirmación se desmintió en un estudio del Instituto Peterson que explica que ha pasado justo lo contrario y que la carga impositiva para las exportaciones de Estados Unidos es del 4,3%, mientras que los productos mexicanos que cruzan la frontera tienen un impuesto del 12,4%, en promedio.

6. “Tenemos que sacar a los ‘bad hombres’”

El candidato republicano reiteró en el segundo cara a cara con Clinton que un muro era necesario para evitar el trasiego de droga desde México. Trump fue ridiculizado en redes sociales al usar el término en spanglish “bad hombres”, que puede confundirse con “bad ombres” y se utiliza coloquialmente para hablar de un tratamiento de tinte degradado mal aplicado.

7. “Fue una gran noche para México, como siempre, están acostumbrados a arrebatarnos lo nuestro más que ninguna otra nación”

Antes de ser candidato, Trump quiso demeritar el triunfo de Alejandro González Iñárritu en la entrega de los Oscar. “¿Tan buena es (Birdman)? Yo no he escuchado eso”, protestó en una entrevista con la cadena Fox en febrero de 2015. Después de criticar a la ceremonia por su falta de glamour, escribió en su cuenta de Twitter que tenía una demanda que había ganado en las “cortes corruptas” de México y aconsejó a sus seguidores de no hacer negocios en el país.

8. “Ese pudo ser un avión mexicano, están listos para atacar”

Trump bromeó durante un mitin en New Hampshire en junio pasado con que la fuerza aérea mexicana estaba lista para hacerle la guerra a Estados Unidos, cuando un avión sobrevoló el acto. El candidato hablaba poco antes de la necesidad de renegociar el TLCAN.

9. “¡Feliz cinco de mayo! Los mejores tacos son los de la parrilla de la Torre Trump”

Trump apareció sonriente en una fotografía de este año en la que festejaba el cinco de mayo, una de las celebraciones más icónicas de la comunidad mexicoestadounidense. El candidato posó con un plato de comida tex-mex, que confundió con los tacos, una de las especialidades gastronómicas mexicanas más conocidas en el mundo. “¡Amo a los hispanos!”, tuiteó con entusiasmo.

10. “México pagará por el muro en un 100%”

Aunque Trump ha hecho varias declaraciones similares, pocas calaron tanto como la que hizo en Phoenix (Arizona), horas después de visitar México. El republicano había ofrecido la versión más conciliadora de su discurso en la conferencia de prensa después del encuentro con Peña Nieto, aunque no ofreció disculpas. De regreso en Estados Unidos, el candidato recordó a sus seguidores que había hablado con el mandatario mexicano sobre el muro y que, aunque los mexicanos no lo supieran, ellos iban a absorber el costo de construir el muro.

Más información