Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reacciones mundiales a la victoria de Trump: de la felicitación de Le Pen a la desconfianza en la UE

Temores y replanteamientos de las relaciones con EEUU se han sucedido tras el resultado electoral

Pantallas instaladas en la embajada de EEUU en Bruselas. STEPHANIE LECOCQ EFE

Tras la victoria del magnate republicano Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos, el mundo entero replantea los términos de sus relaciones con ese país. Algunos líderes mundiales han reaccionado con preocupación, otros con entusiasmo o expectativa. Las felicitaciones más efusivas han llegado de los líderes ultras europeos: Marine Le Pen, del Frente Nacional francés; el primer ministro húngaro, el conservador nacionalista Viktor Orbán, escribió en su Facebook: "Felicidades. ¡Qué buenas noticias! La democracia sigue viva". Y un portavoz del partido de extrema derecha Amanecer Dorado, el tercero más grande de Grecia, ha grabado un mensaje de apoyo en YouTube: "Esta es una victoria para las fuerzas que se oponen a la globalización, luchan contra la migración ilegal y a favor de la limpieza étnica de los Estados".

Francia

El presidente François Hollande ha comparecido en el palacio del Elíseo para decir que el triunfo de Trump "abre un periodo de incertidumbre en el mundo" y que, tras ese resultado, "hay que tomar conciencia de las inquietudes provocadas por los desórdenes en el mundo", informa desde París Carlos Yárnoz.

El resultado electoral en EE UU da alas Francia a las aspiraciones de la ultraderechista Marine Le Pen de llegar al Elíseo el año que viene. “Felicidades al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y al pueblo americano, libre!”, escribió la líder populista en su cuenta de Twitter poco después de las 7.00 de la mañana.

Unión Europea

En medio de una visible decepción, sus dirigentes se han valido de palabras tan corteses como vacías de emoción: "Como presidente del Parlamento Europeo felicito al nuevo presidente de EE UU, Donald Trump. La UE, varios de cuyos líderes se han referido a la inesperada victoria, está lista para cooperar con el nuevo presidente" ha declarado la mañana de este miércoles Martin Schulz, que hace dos meses había dicho que Trump era un problema no solo para la UE, sino para el mundo entero, informan desde Bruselas Claudi PérezÁlvaro Sánchez. El primer efecto claro del triunfo republicano es el entierro definitivo del tratado de libre comercio que desde hace tres años negocian la UE y Estados Unidos, el llamado TTIP, ante la visión proteccionista de Trump.

Ante el repentino cambio de escenario en el principal país aliado de Europa, la alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini, ha convocado a los ministros europeos de Exteriores para analizar la nueva situación. Los ministros se reunirán el próximo domingo en Bruselas, en una cena informal en la que abordarán cómo cambia la relación entre Europa y Estados Unidos con su nuevo presidente. La cita es previa a un encuentro formal de ministros que ya estaba previsto para el próximo lunes.

La OTAN

La llegada de Trump representa un desafío para la Alianza Atlántica. El candidato republicano vertió duras críticas contra sus aliados europeos durante la campaña, acusándoles de aportar poco dinero al organismo, y amenazó con dejarles fuera del paraguas de la defensa aliada. La OTAN lleva meses inquieta ante esos excesos, aunque confía en que prime la cordura una vez llegada la hora de gobernar la mayor potencia mundial. El secretario general, Jens Stoltenberg, ha optado por felicitarlo y proponerle un encuentro "tan pronto como sea posible", informa Lucía Abellán. Pero también por recordar la importancia que tiene la Alianza para la defensa estadounidense. "Una OTAN fuerte es importante para Europa, pero también para Estados Unidos. La única vez que se ha invocado el artículo cinco [el que establece la obligación de defensa mutua entre aliados y que Trump cuestionó en la precampaña] fue el 11-S, después de un ataque sobre Estados Unidos. Y soldados europeos participaron en la misión de Afganistán", ha abundado Stoltenberg.

Alemania

Alemania acoge con preocupación la victoria de Trump, que durante la campaña había criticado con dureza a la canciller Angela Merkel por su política migratoria, informa desde Berlín Luis Doncel. Precisamente Merkel ha sido la más diplomática al decir: “Alemania y Estado Unidos están ligados por valores como la democracia, la libertad, el respeto al derecho y la dignidad del hombre independientemente de su color de piel o religión. Sobre la base de estos valores propongo una estrecha colaboración al futuro presidente Donald Trump”.

Los populistas antiinmigración de Alternativa para Alemania aplaudieron el éxito de Trump. “Los americanos han optado por un nuevo comienzo y contra la corrupción. Esta oportunidad es histórica”, tuiteó la copresidenta del partido, Frauke Petry.

Reino Unido

La primera ministra británica, Theresa May, ha felicitado a Trump por su victoria, tras la que confía en que se mantenga la “relación especial y duradera” entre Reino Unido y Estados Unidos, informa Pablo Guimón desde Londres. “Somos, y seguiremos siendo, fuertes y estrechos aliados en el comercio, la seguridad y la defensa”, dice, en un comunicado, la primera ministra conservadora, que se mostró crítica con Trump durante la campaña. "Espero poder trabajar con el presidente electo Donald Trump, reforzar esos lazos para garantizar la seguridad y prosperidad de nuestras naciones en los próximos años”, añade.

El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha dicho que el resultado supone un “inequívoco rechazo del establishment político” y del “fracasado consenso económico”. La ministra principal escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon, ha reconocido que no es el resultado que deseaba pero ha confiado en que Trump “escuche a quienes se sintieron marginados por su campaña” y sea “un presidente para todos en una América moderna y multicultural”. Nigel Farage, el líder del antieuropeo y populista UKIP, que acompañó a Trump en algún acto de campaña, le ha felicitado por su “valentía” y ha comparado su campaña con la que condujo a la victoria del Brexit, la salida de Reino Unido de la UE, en referéndum del pasado mes de junio.

México

El país vecino con el que Trump quiere construir un muro ya ha puesto en marcha la maquinaria defensiva. El Gobierno ha convocado un gabinete de crisis y prepara medidas urgentes, informa desde Ciudad de México Jan Martínez Ahrens. La moneda mexicana ha caído a mínimos históricos tras conocerse los primeros resultados. El presidente Enrique Peña Nieto, a través de Twitter, no ha felicitado directamente a Trump sino a EEUU por su proceso electoral. "México y EUA son amigos, socios y aliados que deben seguir colaborando por la competitividad y el desarrollo de América del Norte", ha agregado.

Colombia

La victoria de Trump, que ha vuelto a sacudirse la cabeza en una noche electoral, como hizo en la victoria del no al proceso de paz en el referéndum, añade aún más incertidumbre al proceso de paz de Colombia, en tanto Estados Unidos ha sido el principal aliado internacional del Gobierno de Juan Manuel Santos durante los cuatro años de conversaciones con la guerrilla, informa desde Bogotá Javier Lafuente. En una reciente entrevista con este diario, el mandatario colombiano confiaba en la victoria de Clinton: “Hillary es una amiga personal, su marido y ella han sido un apoyo para mi gobierno y los anteriores. No tengo si no elogios para ellos. A Trump no lo conozco, pero sí puedo opinar que sus políticas no son las que estamos abanderando”.

Estados Unidos fue un aliado clave en la lucha contra el narcotráfico y el debilitamiento de las FARC a través del Plan Colombia, que pusieron en marcha las Administraciones de Andrés Pastrana y Bill Clinton. Sin el apoyo económico y de inteligencia militar que proporcionó cuesta pensar que la guerrilla se hubiese sentado a negociar en La Habana con el Gobierno colombiano. Estados Unidos ha contado con un enviado especial para el proceso de paz, Bernie Aronson, clave a la hora de desatascar algunos de los temas más delicados de las conversaciones, como es el caso de las extradiciones.

Rusia

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha sido uno de los primeros en felicitar a Trump por telegrama. Horas después, en un discurso ante embajadores ha declarado que Moscú está dispuesta a contribuir a la reconstrucción de las relaciones con Estados Unidos con Donald Trump como presidente. "Entendemos que esto no será un camino fácil teniendo en cuenta la lamentable degradación de las relaciones", dijo. "Sin embargo, Rusia está listo".

El triunfo del republicano abre para las relaciones ruso-norteamericanas un nuevo escenario en el que se perfilan simultáneamente nuevas oportunidades y nuevos peligros, informa desde Moscú Pilar Bonet. De entrada, se puede esperar que quebrante clichés y rutinas establecidas con inquilinos de la Casa Blanca mucho más previsibles que Trump. La mayoría de los rusos y parte de la clase política, preferían a Trump, según las encuestas.Para la agenda de Putin de lograr un reformateo de la geoestrategia mundial, Trump puede tener sus ventajas, por ejemplo, una mayor comprensión e incluso un acuerdo que permitiera legitimar la anexión de Crimea, así como la posibilidad de que los norteamericanos se enfríen respecto a los aliados de la OTAN vecinos de Rusia.

Ucrania

El nuevo presidente norteamericano “también asume responsabilidad por el liderazgo global de EEUU en el mundo democrático”, afirmó el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, en su mensaje de felicitación a Trump, según el comunicado difundido por el servicio de prensa del jefe del Estado en Kiev. Poroshenko expresó su esperanza de que EEUU “continuará suministrando apoyo a la “lucha de Ucrania contra la agresión rusa” para “restaurar la soberanía e integridad territorial de Ucrania” y también para “realizar reformas a gran escala”, incluida la lucha contra la corrupción. El líder agradeció las declaraciones de la embajadora norteamericana, quien dijo que las sanciones contra Rusia “continuarán en diciembre” y que la nueva administración estadounidense “seguirá siendo un socio fiable en la lucha por la democracia”.

China

En China, la reacción oficial del gobierno chino ha sido comedida, informa Macarena Vidal desde Pekín. En su rueda de prensa diaria, el portavoz del Ministerio de Exteriores Lu Kang expresó la disposición de su país a colaborar para un “desarrollo estable y equilibrado” de las relaciones bilaterales y para gestionar “de manera responsable” los posibles problemas. Menos comedidos se han mostrado los medios oficiales chinos, que durante toda la campaña electoral han publicado comentarios acerca de los defectos de la democracia que la batalla entre Trump y Clinton ha dejado de manifiesto. “La democracia es la perdedora en las elecciones estadounidenses”, afirma el periódico “China Daily”. El “Diario del Pueblo”, del Partido Comunista, publica que la campaña ha revelado “una democracia enferma”.

Asia

En el resto de Asia, la elección de Trump ha sido acogida con división de opiniones. Antes incluso de que se confirmase la victoria del candidato republicano, los dos grandes aliados de EEUU en la región, Corea del Sur y Japón, convocaban a sus equipos de seguridad nacional para analizar las consecuencias estratégicas y económicas, respectivamente, de la futura presidencia. En cambio, Filipinas, cuyo presidente Rodrigo Duterte ha anunciado su distanciamiento de Estados Unidos, ha ofrecido sus “cálidas felicitaciones” y su disposición a fortalecer los lazos con la nueva Administración.

Israel y Palestina

El primer ministro Benjamín Netanyahu no se pronunció hasta después del mediodía sobre la elección de Trump –al que calificó de “auténtico amigo de Israel”– como próximo comandante en jefe de su mayor aliado, informa Juan Carlos Sanz desde Jerusalén. A pesar de los resquemores sobre la supuesta neutralidad del presidente electo en el conflicto de Oriente Próximo, Netanyahu mantiene con él lazos indirectos a través de uno de sus principales partidarios en Estados Unidos, el magnate de los casinos Sheldon Adelson, que ha contribuido con grandes sumas a la campaña del republicano. El líder israelí apeló al “vínculo férreo” entre ambos países, “basado en valores, intereses y un destino compartidos”. Trump, por su parte, ha prometido que, en contra de la política de los anteriores presidentes, trasladará de Tel Aviv a Jerusalén la Embajada estadounidense en Israel. Ante el supuesto halo anti intervencionista que le rodea, el portavoz de la Autoridad Palestina Nabil Abu Rudeina se dirigió también a Trump para solicitarle que colabore en la solución de los dos Estados para impedir “la inestabilidad en la región".

Egipto

El presidente de Egipto Abdelfatá al Sisi se apresuró a felicitar a Trump y expresó su confianza en que contribuya con “un nuevo clima en las relaciones” bilaterales a la paz en Oriente Próximo. Tras el encuentro que ambos mantuvieron en Nueva York, en el marco de la Asamblea General de la ONU, el exmariscal que derrocó en 2013 al Gobierno de los Hermanos Musulmanes alabó la “determinación” del candidato republicano. EE UU aporta cada años 1.300 millones de dólares al Ejercito egipcio.

El Golfo

El triunfo de Donald Trump ha pillado por sorpresa a la región del golfo Pérsico, informa Ángeles Espinosa desde Dubái. Pero a pesar de que la trayectoria de Hillary Clinton resultaba más predecible para la mayoría de los dirigentes, se impone el pragmatismo. El rey Salmán de Arabia Saudí se ha apresurado a felicitar al 45º presidente de Estados Unidos, mientras que desde su vecino y rival Irán, el presidente iraní, Hasan Rohaní, repetía que el resultado no va a afectar a la voluntad de su país de abrirse (económicamente) al mundo.

Marruecos

Desde Marruecos, donde se celebra la cumbre climática COP22 que acogerá en Marrakech a 20.000 personas hasta el próximo 18 de noviembre, la felicitación del rey Mohamed VI no tardó en llegar a Washington. El monarca, que mantiene excelentes relaciones con Hillary Clinton, se ha implicado de lleno en la organización de esta cumbre con la intención de convertir a Marruecos en el abanderado del continente africano en la lucha contra el cambio climático, informa desde Marrakech Francisco Peregil.

Trump, sin embargo, ha expresado su intención de “renegociar” el acuerdo de París. Renegociarlo significa que Estados Unidos se pensará mucho cada dólar que envíe al exterior destinado a combatir el cambio climático. Y precisamente, una de las claves de la COP22 consiste en definir cómo los países desarrollados van a aportar cada año 100.000 millones de dólares a los menos industrializados (sobre todo a los países africanos) para combatir los daños del cambio climático y fomentar la implantación de nuevas tecnologías.

En su mensaje de felicitación el rey se centró en los intereses compartidos por Estados Unidos y Marruecos. El monarca ha ensalzado “la gran experiencia profesional” de Trump, como un “aporte innegable” a la presencia internacional activa de Estados Unidos sobre la escena mundial. Mohamed VI ha recordado también los “vínculos de amistad” y “las relaciones históricas fuertes” entre los dos países. Y, por supuesto, mencionó la coordinación de ambos Estados en la lucha “contra todas las formas de extremismo”.

España

En un mensaje publicado por Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno ha felicitado a Trump y asegurado Estados Unidos es un "socio indispensable" para España. El PSOE, en cambio, ha expresado su "preocupación", mientras que para Ciudadanos, "la libertad pierde hoy y gana el proteccionismo".

Italia

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, ha enviado una diplomática felicitación a Trump. “En nombre de Italia le felicito y deseo buen trabajo, convencido de que la amistad italoamericana permanecerá fuerte y sólida”. Renzi, quien fue agasajado por Barack Obama dedicándole la última cena de Estado y que había mostrado sus preferencias por Hillary Clinton, admitió que el resultado electoral en EE UU es “un hecho político nuevo” que, junto, demuestra la llegada de una “nueva era”, informa desde Roma Pablo Ordaz.

Una nueva era a la que se siente convocado el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, quien pretende liderar a la derecha en las próximas convoctarias electorales. Salvini ha sido el primero en reaccionar a través de las redes sociales, colgando en su perfil de Twitter dos fotografías, una en blanco y negro en la que se ven a Barack Obama y Matteo Renzi, y otra, en color, en la que posan juntos Donald Trump y él bajo el epígrafe: “Buen día. Ahora nos toca a nosotros”. La Liga Norte, que se manifestará el sábado en Florencia contra las reformas constitucionales que Renzi pretende validar en el referéndum del 4 de diciembre, advierte: “Después de Trump, es el momento de nuestros aliados europeos. Holanda, Austria, Alemania, Francia”.

Argentina

El presidente argentino Mauricio Macri se ha limitado a una rápida felicitación diplomática por twitter y ha expresado su deseo de que puedan trabajar juntos, informa Carlos E. Cué desde Buenos Aires. La política argentina lleva un año entero mirando a EEUU para casi todo. La relación se había recompuesto después de años de enfrentamiento durante el kirchnerismo, El Gobierno de Macri apostó claramente por Hillary Clinton, sin disimulo, y su derrota dejó a todos descolocados y sumidos en cálculos económicos y políticos. Susana Malcorra, la canciller, había enviado horas antes por redes un mensaje lamentando la derrota de Clinton.