Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uribe celebra el cambio y pide combatir el narcoterrorismo

Juan Manuel Santos recuerda la importancia de la relación bilateral

Álvaro Uribe, en el Senado.
Álvaro Uribe, en el Senado. EFE

Poco más de un mes después de que, contra pronóstico, Colombia decidiese rechazar el acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC, el país latinoamericano volvió a sentir una sacudida en una noche electoral. Todo el mundo confiaba en que la sinrazón hubiese tocado fondo el pasado 2 de octubre, con la victoria del no en el plebiscito, pero la realidad periodística y de las encuestas de nuevo volvió a salir derrotada.

La llegada de Trump a la Casa Blanca añade aún más incertidumbre al proceso de paz de Colombia, en tanto que EE UU ha sido el principal aliado internacional del Gobierno de Juan Manuel Santos durante los cuatro años de conversaciones con la guerrilla. En una reciente entrevista con este diario, el mandatario colombiano confiaba en la victoria de Clinton: “Hillary es una amiga personal, su marido y ella han sido un apoyo para mi Gobierno y los anteriores. No tengo sino elogios para ellos. A Trump no lo conozco, pero sí puedo opinar que sus políticas no son las que estamos abanderando”. Horas después de que se conociera su victoria, el mandatario colombiano reafirmó su opinión en un tuit: “Celebramos el espíritu democrático en #ElectionNight. Con Trump seguiremos profundizando relación bilateral”.

En un encuentro con empresarios, Santos recordó la importancia de la relación con EE UU, primer inversor en el país: “Quiero felicitar a Trump y decir que Colombia ha tenido desde hace muchos años una política exterior con EE UU, bipartidista. Hemos querido tener siempre unas buenas relaciones con el Partido Demócrata y con el Partido Republicano. Ha sido tradición”.

Mucho más optimista se mostró el expresidente Álvaro Uribe: “Felicitaciones presidente Trump; el narcoterrorrismo de Colombia y la tiranía de Venezuela son los grandes enemigos de nuestra democracia”. En el extremo opuesto, las FARC mostraron su preocupación por la elección del nuevo presidente. “Ganó Trump y la incertidumbre en el mundo, pero la paz de Colombia sigue en construcción”, escribió Pastor Alape, miembro del secretariado de la guerrilla. Ninguno de los dos candidatos complacía a la insurgencia: “Hillary y Trump no garantizan las aspiraciones de bienestar de la humanidad”.

Más información