Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roban en las oficinas de la periodista Carmen Aristegui en México

Cinco personas se llevan un portátil de la Unidad de Investigaciones de 'Aristegui Noticias'

Cinco personas llevaron a cabo un golpe a las oficinas de Carmen Aristegui, una de las periodistas más importantes de México. El 13 de noviembre, sujetos entraron por la fuerza a las oficinas de Aristegui Noticias, un reputado medio que ha ganado varios premios por sus investigaciones. Nueve cámaras de seguridad de la redacción captaron a dos hombres merodeando la oficina sin preocuparse por cubrirse el rostro. En las imágenes los ladrones remueven los cajones de los escritorios y revisan el papel de las impresoras. Los sujetos se llevaron únicamente una computadora portátil de la Unidad de Investigación.

El robo se registró mientras Carmen Aristegui se encontraba en Washington, donde recibió el premio Knight de Periodismo Internacional. Hacia las cinco de la tarde del domingo, dos mujeres se acercaron al guarda de las oficinas ubicadas en la colonia Jardines del Pedregal, una zona de clase media alta al sur de la Ciudad de México. Las mujeres convencieron al vigilante de dejarlas pasar y le ofrecieron una bebida. El guarda se comenzó a sentir mareado tras ingerirla. Una de las mujeres pidió que le abriera la puerta para ir a comprar cigarros. Cuando esta fue abierta entraron tres sujetos, que amagaron al guardia y lo llevaron al sótano del edificio. Un hombre le pegó en la cabeza con la cacha de un arma y se quedó custodiando al vigilante junto con las mujeres. Dos hombres subieron hacia la redacción.

A pesar de haber sucedido hace 10 días, el caso se ha destapado este miércoles porque las imágenes de los ladrones fueron filtradas a una revista de chismes y un periódico deportivo por alguien del ministerio público que conoció la acusación. “Evaluamos tomar medidas contra la Fiscalía de la delegación Álvaro Obregón”, señala una fuente del medio digital que ha pedido no ser citada por su nombre. “La investigación ya ha sido alterada”, consideró. En su lugar, los periodistas decidieron hacer público el asalto e informar a sus lectores del hecho, además de revelar el vídeo tomado por las cámaras de seguridad.

Los periodistas de Aristegui Noticias han subrayado que los ladrones no se llevaron materiales de producción como cámaras y micrófonos mucho más valiosos que el portátil sustraído. Los ladrones se llevaron un reloj que encontraron en un cajón y un saco que estaba en una silla. En las imágenes, uno de los hombres sale con una caja de herramientas que estaba en la oficina, pero que después abandona en las escaleras.

El hombre drogado y maniatado por los delincuentes dijo en sus primeras declaraciones a las autoridades que los sujetos afirmaron estar buscando “datos o información”. Un integrante de Aristegui Noticias especificó que la computadora no contenía reportajes terminados, sino que contaba con fragmentos de investigaciones que estaban en curso, además de diversas peticiones de información hechas a instituciones públicas. La fuente se negó a comentar de qué trataban esos reportajes periodísticos.

Los periodistas están a la espera de que las autoridades de la Ciudad de México avancen en la investigación. El procurador (fiscal) de la Ciudad de México, Rodolfo Ríos, prometió llevar a cabo una pesquisa interna para castigar a quien filtró las imágenes que la Fiscalía tenía en su poder.

Artículo XIX, una organización que vela por la libertad de prensa en México, asegura que las agresiones contra periodistas aumentaron un 115% el primer semestre de 2016 en comparación con el año pasado. La ONG registró en ese periodo 218 agresiones. Las física y materiales son las que más ocurren, con 46 casos. También se contabilizaron 16 ataques a medios de comunicación. La Ciudad de México es donde más violencia contra los periodistas registra.

Carmen Aristegui fue despedida de su programa de radio en Multivisión meses después de haber publicado la investigación de la Casa Blanca del presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera, un escándalo sobre el presunto conflicto de interés que marcó la administración del mandatario del PRI. El reportaje se convirtió posteriormente en un libro que ganó el Premio Nacional de Periodismo en México y el Gabriel García Márquez de cobertura en 2015, entre otras distinciones.