Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Donald Trump llama a la unidad del país

El presidente electo pide “restablecer los lazos de confianza” en un mensaje por Acción de Gracias

El presidente electo, Donald Trump, en una imagen de archivo
El presidente electo, Donald Trump, en una imagen de archivo AFP

Acción de Gracias es una de las festividades más populares y familiares de Estados Unidos, una celebración que trasciende religiones, razas o culturas. Tras una de las campañas electorales más brutales y divisivas de la historia reciente del país, el ganador y próximo presidente, el republicano Donald Trump, ha querido aprovechar esta fecha que reunirá por primera vez en un año a muchas familias de todo el país para instar, precisamente, a la unidad de todos ante la nueva etapa que se avecina.

“Rezaré para que, en este Día de Acción de Gracias, empecemos a curar nuestras divisiones y a avanzar como un solo país, reforzados por un sentido común y una decisión también compartida”, dijo el presidente electo en un mensaje de vídeo difundido la víspera de la festividad, que siempre se celebra el último jueves de noviembre.

El republicano, que lanzó su campaña acusando a inmigrantes de ser violadores o criminales y que ha nombrado como sus más estrechos asesores a personas vinculadas a movimientos racistas y nacionalistas, reconoció que tras esta “larga y agresiva campaña” las emociones siguen estando a flor de piel y las tensiones “no acabarán de la noche a la mañana”. Aun así, pidió un esfuerzo conjunto y un voto de confianza para “reconstruir el país para todos”.

“Ahora que ha acabado la campaña electoral, comienza una campaña para reconstruir el país y restaurar la promesa de América para todos. Os pido que os unáis en este esfuerzo”, dijo Trump, que pasará estas fiestas en familia en su mansión de Mar-a-Lago, en Florida.

“Es hora de restablecer los lazos de confianza que nos unen, porque cuando América está unida, no hay absolutamente nada fuera de su alcance”, insistió.

Al menos en lo que se refiere a un llamamiento a la reconciliación, Trump está en sintonía con su predecesor, el todavía presidente Barack Obama. Poco antes de que el republicano publicara su vídeo, el demócrata celebraba en la Casa Blanca el tradicional indulto de un pavo de Acción de Gracias, una ceremonia amable y normalmente plagada de bromas a las que, en esta ocasión, en su última comparecencia de este tipo como presidente, Obama quiso añadir también un mensaje conciliatorio enviado tanto a los estadounidenses como a quien dirigirá sus designios a partir de enero.

“Aunque aceptar nuestras diferencias y crear una sociedad diversa nunca fue fácil, tampoco fue nunca más importante que ahora”, afirmó Obama, que pidió expresamente que no se deje de lado a los pobres, los vulnerables, los inmigrantes, refugiados o “cualquiera que busque una segunda oportunidad” para demostrarle al mundo que “EE UU sigue siendo un país generoso”. El presidente instó a “vernos los unos en los otros” porque, dijo, “tenemos mucho más en común que lo que nos divide”.

 

Más información