Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hillary Clinton atribuye el pirateo ruso a la “animadversión personal” de Putin con ella

El FBI respalda la conclusión de la CIA de que Rusia quiso ayudar a Trump con el robo de correos

La excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton atribuyó el jueves la intervención del Gobierno ruso a favor de su rival electoral, el republicano Donald Trump, a la “animadversión personal” que tiene el presidente ruso, Vladímir Putin, con ella. Es la primera vez que se conoce la opinión de Clinton sobre el pirateo de documentos incómodos del Partido Demócrata desde que la CIA acusó la semana pasada a Moscú de querer ayudar con esas acciones a que Trump ganara las elecciones del 8 de noviembre en Estados Unidos.

Clinton, la semana pasada en un acto en Washington
Clinton, la semana pasada en un acto en Washington REUTERS

Clinton, que ha mantenido un perfil bajo tras las elecciones, hizo esa reflexión en un encuentro con donantes en Nueva York, según una grabación difundida este viernes por el diario The New York Times. La excandidata dijo que Putin no olvida la acusación que ella hizo en 2011, cuando era secretaria de Estado, de que había habido irregularidades en las elecciones parlamentarias rusas de ese año.

El resultado de esos comicios contribuyó al retorno de Putin a la presidencia el próximo año, pero desencadenó protestas en las calles. “Putin me culpó públicamente del flujo de indignación de su propia gente, y esa es la línea directa entre lo que dijo entonces y lo que hizo en esta elección”, aseguró Clinton el jueves.

El robo de correos, que publicó Wikileaks y puso en aprietos en campaña a la candidata demócrata, buscaba “socavar” la democracia estadounidense, según la ex primera dama. Su tesis es que ese fue uno de los dos eventos “sin precedentes” que provocaron su derrota ante Trump. El otro fue la carta que el director del FBI, James Comey, mandó a legisladores a poco más de una semana de las elecciones en que revelaba que la agencia indagaría más correos de Clinton en el marco de su investigación a su servidor privado.

En la cita con donantes, la demócrata dijo que la carta le hizo perder apoyos en los Estados clave. En todos ellos ganó Trump y cimentó su victoria electoral. A los pocos días de su derrota, Clinton ya se había quejado del impacto de la carta del FBI, que en la antesala de las elecciones volvió a exonerarla de cualquier delito.

Acusación a Rusia

Por otra parte, el FBI respaldó esta semana la conclusión a la que llegó la CIA de que los ciberataques rusos buscaban beneficiar a Trump, según publicó este viernes el diario The Washington Post citando a funcionarios estadounidenses. La información parece enterrar la rumorología de que había desacuerdos, sugeridos por algunos legisladores, entre las agencias de espionaje y policía en el caso de las injerencias rusas.

En un mensaje a trabajadores de la CIA, su director John Brennan explica que a principios de esta semana se reunió por separado con Comey, su homólogo en el FBI, y con James Clapper, el director del organismo que agrupa a todos los departamentos de espionaje estadounidense. “Hay un fuerte consenso entre nosotros en el alcance, naturaleza e intención de la interferencia rusa en nuestra elección presidencial”, escribió.

Más información